Press "Enter" to skip to content

¿Vivimos en la Matrix? Un científico y un matemático exploran que sea una posibilidad cierta

Sostienen que debemos entender el universo como un juego

La idea de que nuestra realidad no es lo que parece ha cautivado a la humanidad durante siglos. Desde las películas de ciencia ficción como “Matrix” hasta las teorías filosóficas, la posibilidad de que vivamos en una simulación ha sido objeto de fascinación y debate. Ahora, un científico de la Universidad de Portsmouth, Melvin Vopson, ha llevado esta idea un paso más allá, presentando evidencia que sugiere que el universo entero podría ser una simulación digital.

Inspirado por la obra de las hermanas Wachowski, Vopson propone que las leyes de la física no son más que algoritmos que gobiernan un mundo virtual.

Vivimos dentro de un juego

En un artículo publicado en The Conversation, Vopson describe cómo la termodinámica y la entropía de la información podrían respaldar esta teoría. Argumenta que la tendencia universal hacia la minimización del contenido de información, observada desde los datos digitales hasta las estructuras cósmicas, es una señal reveladora de una simulación subyacente.

Pero no es el único. El matemático de la Universidad de Oxford, Marcus Du Sautoy, explora la idea del universo como un juego en su artículo reciente. Comparando el cosmos con un videojuego gigante, Du Sautoy se remonta a pensadores como Gottfried Wilhelm Leibniz y Richard Feynman, quienes también contemplaron esta analogía.

Du Sautoy analiza las características de los juegos, como la incertidumbre, la improductividad, la separación, la imaginación y la libertad, y las aplica al funcionamiento del universo. Argumenta que la física cuántica y la teoría del caos han reintroducido la incertidumbre en nuestra comprensión del cosmos, mientras que la aparente falta de propósito del universo refleja la naturaleza improductiva de un juego.

Al igual que Caillois, Du Sautoy destaca el aspecto independiente y eterno de un juego, comparándolo con la idea de juegos infinitos que perpetúan su propia existencia. Concluye que si aceptamos la hipótesis de la simulación, nos enfrentamos a preguntas intrigantes sobre el creador de este juego y el significado de “ganar”.

¿Podría ser todo simulado?

Tanto Vopson como Du Sautoy ofrecen perspectivas fascinantes sobre la posibilidad de que nuestra realidad sea una simulación. Sus ideas invitan a la reflexión sobre la naturaleza de la existencia, el papel que jugamos en este universo y el significado de la vida misma.

Si bien, estas teorías aún se encuentran en el ámbito de la especulación, abren un mundo de posibilidades para nuestra comprensión del cosmos y nuestro lugar en él. La búsqueda de respuestas a estas preguntas fundamentales continuará sin duda impulsando la investigación científica y la exploración filosófica durante mucho tiempo.

Be First to Comment

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *