Press "Enter" to skip to content

¿Una civilización oculta? Científicos dicen que existen una en la Tierra y que es mucho más avanzada

Esta civiliziación coexiste con los humanos sin levantar mayor sospecha.

La posibilidad de que vida extraterrestre ya esté presente en la Tierra, sin que lo sepamos, es una idea fascinante pero sumamente especulativa. Algunos científicos consideran la hipótesis de la “panspermia”, que sugiere que las esporas de la vida podrían haber llegado a la Tierra desde el espacio en meteoritos o cometas.

Si bien, no hay evidencia concreta que respalde esta teoría, la posibilidad de vida inteligente que se haya integrado a la sociedad humana sin ser detectada es un tema que intriga a la ciencia ficción y captura la imaginación.

De hecho, un nuevo estudio de científicos de la Universidad Tecnológica de Montana y el Programa de Desarrollo Humano de Harvard ha abierto la puerta a una posibilidad fascinante e inverosímil: la existencia de una civilización avanzada oculta en la Tierra.

Para explicar los Fenómenos Anómalos No Identificados (UAP), comúnmente conocidos como ovnis, los investigadores proponen la hipótesis “ultraterrestre”, sugiriendo que estos avistamientos podrían ser obra de seres inteligentes no humanos que habitan nuestro planeta en secreto.

Criptoterrestres: ¿Seres de otras dimensiones o descendientes de dinosaurios?

El estudio, que aún no ha sido revisado por pares, presenta tres teorías dentro de la hipótesis ultraterrestre:

  • Culturas terrestres ocultas: Remanentes de una civilización humana antigua y avanzada que viven en secreto entre nosotros.
  • Seres interdimensionales: Habitantes de otras dimensiones o viajeros del tiempo que visitan la Tierra.
  • Criptoterrestres homínidos o terópodos: Descendientes de “dinosaurios inteligentes” que se esconden en la Tierra.

Los investigadores imaginan que estos seres ocultos podrían utilizar estructuras subterráneas en la Tierra e incluso en la Luna como bases secretas. Además, plantean la posibilidad de que estos seres tengan una tecnología avanzada o incluso habilidades “mágicas” que los diferencian de los humanos.

Evidencia circunstancial y creciente interés en los ovnis:

Si bien el estudio reconoce la falta de evidencia concreta, menciona algunos casos de avistamientos de ovnis cerca de volcanes o bajo el mar, que podrían ser accesos a bases subterráneas.

El interés por los ovnis ha aumentado considerablemente en los últimos años, impulsado por testimonios como el del ex oficial de inteligencia David Grusch, quien afirmó que Estados Unidos ha recuperado naves extraterrestres. Incluso la NASA ha comenzado a estudiar estos fenómenos.

A pesar de las teorías poco convencionales, los autores del estudio abogan por una mente abierta y humildad ante la posibilidad de que estas hipótesis sean ciertas. Argumentan que la extrañeza de los UAP exige considerar todas las posibilidades, incluso las más improbable

La comprensión de los UAP representa un “misterio existencialmente importante” para la humanidad, y los investigadores creen que la combinación de diferentes estudios, incluyendo el suyo, podría aportar piezas valiosas para este rompecabezas