Press "Enter" to skip to content

Coronavirus: Psicóloga brinda siete consejos para salir del miedo y la ansiedad

Experta señala que trabajar en nosotros mismos es la mejor vacuna contra el nuevo coronavirus

Para nadie es un secreto que la pandemia ha desencadenado una serie de sucesos en la vida de las personas difícil de medir, pero con un impacto significativo en su salud mental y emocional. ¿Cómo vivir más allá del miedo, de la muerte de nuestros seres queridos, de la pérdida del trabajo? ¿Cómo recuperar las fuerzas para vivir? ¿es posible reinventarse?

Para la psicóloga Cecilia Portocarrero, la pandemia aún no termina y hay que seguir viviendo, buscando hacerlo con esperanza y decisión, pensando que nuestras conductas y trabajo personal son la mejor vacuna para hacerle frente al nuevo coronavirus.  
 
“Si mi sistema inmunológico se deteriora, no me sentiré bien, pero si el sistema psicológico decae también sentiremos malestar, angustia por dentro y comenzamos a enfermarnos. Ambos están conectados. En este momento, la vacuna eres tú mismo, quien tiene que sacar fuerzas y salir de esta situación”, comentó en entrevista con el programa Saludable Mente de Andina Canal on line
 
 
Para la psicóloga de SISOL, ahora mismo, la mayoría de las personas se siente invadida por el miedo: a contraer el virus, a morir, a que un familiar se contagie. 
 
“Un ser humano no puede vivir con el miedo, el miedo se tiene que enfrentar. La mejor herramienta que tiene el ser humano para luchar contra el miedo es conectarse con uno mismo. ¿Hay que identificar qué es lo que tengo? ¿a qué le tengo miedo? Si veo que no puedo, voy a un especialista y lo trabajo”. 
 
Comentó que la gran incertidumbre alrededor de la pandemia está generando mucho estrés que se manifiesta en dolores de cabeza, dolores musculares, aburrimiento. 
 
Pero no es lo único. La depresión es otro de los problemas reportado continuamente en consulta, con personas que no tienen ganas de hacer nada, que viven en pijama todo el tiempo, ahora bajo el pretexto del teletrabajo. Todo esto puede llevarnos a no querer salir de la cama, a tener pensamientos repetitivos y hasta suicidas. 
 

“Ya no puedo respirar”

 
“En consulta veo muchos casos de ansiedad, de personas que dicen sentir una sensación de ahogamiento, lo cual es simplemente una manifestación del cuerpo, que nos dice que se siente agobiado, que ya no puede más. Es un síntoma que se viene dando a diario en muchas terapias con relación al tema del nuevo coronavirus”, detalló en el programa. 
 
Ese ahogo, dijo, es una forma de decir que necesito salir de esto. “Esa angustia se ve reflejada en taquicardias, en problemas de respiración, en problemas de la garganta donde se están alojando todas las emociones de frustración, de rabia, de cólera, de pena”.
 
Covid
 
Ante la pregunta ¿cómo salir de esto?, la experta considera que sí es posible hacerlo con motivación, con cambios de conducta y siguiendo las siguientes recomendaciones:
 
1. Cerrar ciclos. Si se trata de personas que han perdido a un ser querido debido al covid-19 es aconsejable que pase, junto a la familia, por una terapia de despedida del familiar que ya no está. 
 
“Deben seguir un tratamiento terapéutico especial. He trabajado con personas que están en duelo por covid-19 y es muy diferente de aquellos que mueren por otras causas. Con ellos no existe una serie de ritos como el velatorio, ser acompañados en este proceso. Es muy duro ver como estas personas no encuentran paz.”
 
Al no poder despedirse de tus seres queridos, suelen entran en una situación muy delicada, de gran angustia y depresión, que con ayuda de una terapia pueden superar. 
 
2. Dividir tareas.  La experta comentó que los hogares están desbordados de trabajo y quien se lleva la peor parte casi siempre es la mamá. 
 
“Muchas mujeres cargan con todo el trajín en casa y no tienen con quién conversar, disipar el cansancio. Las mamás son el gran soporte, pero esto tiene que cambiar. Hay que repartirse las tareas. Si los domingos salimos a caminar, papá se encargará de los chicos y yo podría salir con la mascota o me quedo en casa para hablar con una amiga, aplicarme el tinte al pelo, ver una película”. 
 
Covid
 
Comentó que incluso en los hogares monoparentales siempre habrá una persona que puede apoyar a esa mamá o papá que se encarga de la casa. Allí estará una prima, los abuelos, alguien que les permita a las mamás tomarse un respiro para salir parque o tener un poco de tiempo para ellas. Esto es una forma de cuidar nuestra salud mental. 
 
3. Actividad física y contacto social. Sin ambos, vamos a sentirnos cansados, más deprimidos y corremos el riesgo de bajar nuestras defensas y deteriorar nuestro sistema inmunológico.
 
“El hecho de estar en casa 24/7 puede llevarnos a enfermar. Necesitamos estar activos, con el cuerpo en movimiento, además de relacionaros con otras personas, ya sea por el soporte tecnológico que nos sea más apropiado: whats app, zoom”.
 
Lo importante es conversar y mantenernos conectados, con planes, con ganas de contar cosas, manifestó la psicóloga. 
 
4. Cuidar el buen sueño. Hay que procurar tener rutinas para descansar y evitar desarrollar algún problema de insomnio, tan común durante la pandemia. 
 
“En el confinamiento se está viendo muchos cuadros de ansiedad e insomnio. El ser humano puede estar sin comer dos días, pero no puede estar sin dormir. El descansar es un alimento para el cerebro. El 99% de las personas que buscan ayuda tienen problemas de insomnio y es así como empieza a debilitarse su sistema inmunológico y a tener mayor riesgo frente al covid-19”.
 
Aconsejó evitar ver noticias antes de dormir, así como cenas abundantes o acompañadas por bebidas dulces o energizantes como el café. 
 
“Ahora lo que tu cerebro necesita es descansar, si es posible ver el mar, hay que hacerlo; ir al parque, leer una novela. El sueño es fundamental para no acabar con un cuadro de estrés o ansiedad”, dijo.      
 
5. Espiritualidad. Cecilia Portocarrero comentó que a sus pacientes les recomienda siempre conectarse con esa parte de su vida, indistintamente de la religión o fe que profesen.
 
Covid
 
“Es importante trabajar la oración y conectarse con el silencio que es muy importante. Pueden hacerlo en la casa o en la calle, en la ventana de su casa, en el parque. Hay que buscar paz en nuestra vida diaria, tranquilidad para poder estar bien”. 
 
Sugirió reducir nuestra exposición a las noticias sobre la pandemia y concentrarnos más en nosotros mismos y nuestro entorno.
 
6. Buscar ayuda profesional. Para quienes está siendo muy difícil ser funcionales debido a la ansiedad o depresión, el consejo es buscar ayuda profesional y no sentirse mal por hacerlo.  
 
“Si tengo ansiedad, hay que analizar qué me genera ansiedad, ¿mirar por la ventana? ¿Qué me obliguen a sacarme los zapatos todo el tiempo? ¿lavarme las manos frecuentemente? Hay que enfocar bien qué me está ocurriendo y conversarlo con un especialista. Hay terapias cognitivo-conductuales que son muy breves, que te ayudan a enfocar cual es el problema y qué situación quieres cambiar en ti”.
 
La experta recordó que Sisol ofrece este tipo de servicios de atención a la población, sin olvidar mencionar que el Ministerio de Salud cuenta también con los Centros de Salud Mental Comunitarios distribuidos en todo el país, a donde se puede acudir. 
 
7. La familia. De acuerdo con la experta, debemos aprovechar al máximo el tiempo que tenemos con la familia y mirar la situación que atravesamos como una oportunidad. 
 
Covid
 
“Gracias a esta situación podemos conocer más a nuestros hijos, a nuestras parejas, podemos fortalecer a la familia, que cumple un rol muy importante para afrontar todo. En la mañana en lugar de ver televisión abrázate ti mismo, abraza a tu hijo y, si tienes mascotas, conéctate con ellas”. 
 
Comentó que ya no falta casi nada para celebrar las fiestas de Navidad y Año Nuevo y desde ya debemos pensar que serán muy distintas, pero no por eso menos significativas. “Lo importante en todo este proceso es confiar en que esta situación pasará, todo pasa en la vida”, mientras tanto hay que seguir cuidándonos para mantenernos sanos de cuerpo y mente.