Press "Enter" to skip to content

Braquiterapia: la técnica que está salvando a miles de personas con cáncer de próstata

El “Mes del Cáncer de Próstata” es noviembre. Así que aprovechando la fecha, te contamos sobre avances de la medicina que nos dan más esperanza.

El “Mes del Cáncer de Próstata” es noviembre. Esto, ya que fue designado como el Mes de Concienciación sobre el Cáncer de Próstata en varios países, incluyendo los Estados Unidos y el Reino Unido. Durante este mes, se llevan a cabo campañas de concienciación y educación para promover la detección temprana y la prevención del cáncer de próstata, así como para brindar apoyo a los pacientes y sus familias.

De hecho, el tratamiento del cáncer de próstata ha evolucionado a lo largo de los años, y se están desarrollando continuamente nuevas terapias y enfoques.

Braquiterapia: una nueva solución

Actualmente, el tratamiento que registra los mejores índices de control de la enfermedad y mayor calidad de vida posterior, es la braquiterapia prostática con semillas radiactivas, que es una modalidad de radioterapia en que se implantan minúsculas fuentes radiactivas en la glándula prostática, donde la radiación puede eliminar las células cancerosas y se evita causar daño al tejido sano y órganos cercano. Disponible en el GES (Garantías Explícitas en Salud).

Felipe Balbontín, Urólogo y Presidente de la Corporación Chilena contra el Cáncer de Próstata comenta que “una cirugía presenta una probabilidad de impotencia sexual entre 50 y 70% e incontinencia de orina al menos durante 2-3 meses, a diferencia de la braquiterapia, que presenta una incidencia de impotencia sexual menor de 5% y ausencia de incontinencia urinaria”.

La ciencia estima que mensualmente hay un número recomendado de eyaculaciones. (Pixabay)

En Chile, la Corporación Nacional del Cáncer de Próstata, ha aumentado los esfuerzos en fomentar la educación sobre la enfermedad, lanzando libros interactivos, donde las personas se pueden informar en profundidad.

Otros tratamientos

También, hay otros tratamientos en esta lucha.

Por ejemplo, la inmunoterapia que es un enfoque que utiliza el sistema inmunológico del paciente para combatir el cáncer. El pembrolizumab y el nivolumab son ejemplos de inmunoterapias que se han utilizado en pacientes con cáncer de próstata avanzado.

También hay nuevos medicamentos, como la Darolutamida del Laboratorio Bayer, destinada para el tratamiento de pacientes con cáncer de próstata metastásico sensible a las hormonas, que ha alcanzado un nuevo hito en la lucha contra esta enfermedad. El medicamento reduce el riesgo de muerte en más de un 30% y, desde su lanzamiento, ha sido tratada en más de 30.000 pacientes.

Por su estructura química, la Darolutamida inhibe el crecimiento de las células del cáncer, bloqueando la actividad de las hormonas sexuales masculinas andrógenos, como la testosterona. Este bloqueo de hormonas impide que las células cancerígenas crezcan y se multipliquen. Además, minimiza el riesgo de efectos adversos ocasionados por los otros tratamientos de su clase, tales como fatiga, riesgo de fracturas, caídas, molestias en la piel o intolerancia gástrica.

Câncer de próstata é o segundo mais comum

Tres soluciones más, cargadas de tecnología

Radioterapia de Haz de Protones: La radioterapia de haz de protones es una forma avanzada de radioterapia que puede ofrecer una radiación más precisa y dirigida al tumor, minimizando el daño a los tejidos circundantes.

Cirugía Asistida por Robot: La cirugía robótica asistida, como la prostatectomía robótica, se ha vuelto más común para el tratamiento del cáncer de próstata. Puede ofrecer resultados más precisos y una recuperación más rápida en comparación con la cirugía tradicional.

Marcadores Genéticos: Los avances en la comprensión de los marcadores genéticos específicos del cáncer de próstata están permitiendo tratamientos más personalizados. Esto puede incluir la identificación de terapias específicas basadas en el perfil genético del tumor.

Finalmente, es importante entender que el tratamiento del cáncer de próstata depende en gran medida de la etapa, el grado del tumor y las características individuales de cada paciente. Cada caso debe ser evaluado por un equipo médico especializado para determinar el tratamiento más adecuado.

* Tomado de FayerWayer

 
 

Be First to Comment

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *