Press "Enter" to skip to content

Nicaragua: Ortega busca su quinto mandato, cuarto consecutivo y segundo con su esposa

Intentará la reelección en los comicios del 7 de noviembre

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en el poder desde 2007, fue inscrito este lunes ante el Poder Electoral como candidato a una nueva reelección en los comicios del 7 de noviembre, y por segunda vez consecutiva con su esposa, Rosario Murillo, como aspirante a la vicepresidencia.

Ortega, un exguerrillero sandinista que retornó al poder hace 14 años y seis meses tras coordinar una Junta de Gobierno de 1979 a 1985 y presidir por primera vez el país de 1985 a 1990, buscará su quinto mandato de cinco años, cuarto de forma consecutiva y segundo junto con su esposa.

La candidatura de Ortega, próximo a cumplir 76 años, y Murillo, de 70 años, fue ratificada hoy mismo por el Congreso Nacional del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) durante un acto virtual encabezado por la pareja presidencial, e inscrita después ante el Poder Electoral por el representante legal de ese colectivo, Edwin Castro, jefe del grupo parlamentario sandinista.

Octava candidatura presidencial

El FSLN, que nació como un movimiento guerrillero marxista leninista, ha participado en sus 60 años de historia en ocho elecciones nacionales, la primera en 1984, cinco años después de derrocar a través de las armas a la dictadura de Anastasio Somoza Debayle.

El mandatario, que no acudió a la sede del Consejo Supremo Electoral (CSE) a inscribir su candidatura, lleva la mitad de su vida como líder indiscutible del FSLN, partido del que ha sido su único candidato presidencial en los comicios de 1984, 1990, 1996, 2001, 2006, 2011, 2016 y ahora en 2021.

El exguerrillero es el político nicaragüense que más veces se ha presentado como candidato presidencial, con ocho, y también el jefe de Estado con más tiempo en el poder en Nicaragua, con 25 años y 7 meses (incluyendo los seis años que coordinó la Junta de Gobierno), superando a Anastasio Somoza García (16 años y 9 meses) y a José Santos Zelaya (16 años y 6 meses).

Ortega busca su quinto mandato y cuarto de forma consecutiva con sus principales contendientes encarcelados, que están siendo investigados por supuesta traición a la patria y a los que ha tildado de “criminales” y acusado de intentar derrocarlo con el apoyo de los Estados Unidos.

Los antecedentes

El líder sandinista fue reelegido en 2016 con el 72.4 % de los votos en unos comicios en los que la principal coalición opositora decidió no participar tras ser afectada por una serie de fallos judiciales que la dejó sin su principal partido, mientras el Poder Electoral y la directiva parlamentaria, controlada por partidarios de Ortega, destituyeron a la mayoría de sus diputados.

En los comicios de 2011, pese a que la Constitución lo prohibía, Ortega se presentó como candidato a la Presidencia gracias a una maniobra jurídica con la que se saltó la norma constitucional que se interponía entre él y su objetivo de mantenerse en el poder cinco años más.

En el actual proceso electoral, las autoridades nicaragüenses han arrestado a más de una treintena de dirigentes opositores, entre ellos siete aspirantes presidenciales.

El CSE, controlado por partidarios de Ortega, también ha cancelado la personalidad jurídica a dos partidos políticos, y el Parlamento, donde el oficialismo tiene mayoría absoluta, reformó la Ley Electoral, la cual estableció un mayor control en la estructura electoral a favor de los sandinistas.

Asimismo, de momento las autoridades no han acreditado a ningún organismo de observación electoral.