Press "Enter" to skip to content

Justicia argentina ordena detención del hombre que atentó contra la comitiva de Milei

El juez federal Ariel Lijo ordenó la detención de Gastón Ariel Mercanzini, cuya imagen fue captada por las cámaras de seguridad de la zona cuando lanzó una botella de vidrio

La Justicia argentina ordenó este lunes la detención del hombre que lanzó una botella sobre la caravana presidencial cuando el mandatario, Javier Milei, desfilaba entre el Congreso y la Casa Rosada tras su investidura e hirió a un escolta.

El juez federal Ariel Lijo ordenó la detención de Gastón Ariel Mercanzini, cuya imagen fue captada por las cámaras de seguridad de la zona cuando lanzó una botella de vidrio y después salió caminando con paso ágil pero tranquilo.

Según desveló este lunes una imagen del canal argentino La Nación, una botella de vidrio fue arrojada por un hombre sobre el vehículo descapotable en el que se desplazaban el economista libertario y su hermana y principal asesora, Karina Milei, e impactó sobre uno de los custodios de la caravana.

 

La nueva ministra argentina de Seguridad, Patricia Bullrich, condenó el ataque en un mensaje publicado en la red social X y aseguró que “el que las hace, las paga”, su máxima durante toda la campaña electoral en la que fue candidata a la Presidencia por la coalición Juntos por el Cambio (centroderecha) y ahora al frente la cartera que ya ocupó en el Gobierno de Mauricio Macri (2015-2019).

“Hablé con el juez Ariel Lijo, a cargo de la causa, para una rápida investigación sobre la agresión sufrida ayer por el presidente de la Nación que hirió al subcomisario Guillermo Armentano, integrante de la custodia presidencial de la Policía Federal”, agregó Bullrich.

En el video de la agresión, puede verse que el objeto no alcanzó al vehículo presidencial, pero sí a un escolta, que resultó herido en el lado izquierdo del cuello.

Tras comprobar que ni el presidente ni su hermana habían resultado heridos, la caravana continuó sin detenerse hasta que, en un momento, Milei pidió parar para saludar a la gente que lo vitoreaba en la Avenida de Mayo y, por el amor que siente por los perros, para acariciar a un can que estaba también en la zona.
 
Según puede verse en las imágenes de las cámaras de seguridad del Gobierno porteño, el hombre lanza el vidrio desde uno de los costados de la avenida por la que se desplaza el mandatario e, inmediatamente, sigue su rumbo con paso ágil pero tranquilo.

Más allá de este incidente que se conoció hoy, la jornada de este domingo, en la que asumió Milei como relevo del peronista Alberto Fernández, estuvo marcada por una gran calma y la ausencia de sucesos reseñables, más allá de una detención por robo en las inmediaciones de la Casa Rosada (sede del Gobierno).