Press "Enter" to skip to content

China y Rusia apuestan con todo por el litio boliviano

Las reservas de litio en Bolivia están estimadas en 23 millones de toneladas y son consideradas como los depósitos de litio más ricos del mundo.

Tanto China como Rusia tienen acceso total a las reservas de litio de Bolivia, estimadas en 23 millones de toneladas y consideradas como los depósitos de litio más ricos del mundo.

El Gobierno boliviano ya ha firmado acuerdos con el consorcio chino CATL BRUNP & CMOC (CBC) y la empresa Citic Guoan Group. Además, a mediados de diciembre, Bolivia también firmó un acuerdo por valor de 450 millones de dólares con la empresa estatal rusa Uranium One Group, filial de Rosatom, que le permitirá acceder a sus reservas.

Según este último acuerdo, la compañía estatal rusa invertirá en Bolivia durante dos años en tres fases, en un proyecto piloto de producción de litio en la comunidad de Colcha K, en el departamento de Potosí. En la primera fase, el objetivo es producir 1000 toneladas de carbonato de litio al año y, en la segunda, hasta 8000 toneladas, así como otras 5000 toneladas en la tercera.

El contrato es el segundo firmado con Uranium One Group, pues, en el primero, suscrito en junio de 2023, las partes contratantes acordaron construir un complejo industrial de carbonato de litio en Pastos Grandes, en el suroeste de Bolivia.

Con respecto a China, el primer acuerdo se firmó en enero de 2023 con el consorcio CBC, bajo el liderazgo de CATL, para invertir un total de 1400 millones de dólares en la instalación de dos plantas industriales para la extracción directa de litio en el Salar de Uyuni, el mayor desierto de sal del mundo.

En junio de 2023, Bolivia firmó un contrato con Citic Guoan por el derecho a explotar las reservas de litio del Salar de Uyuni. Recientemente, el 18 de enero de 2024, el consorcio CBC firmó otro acuerdo, profundizando su cooperación en la exploración de litio en el Salar de Uyuni, con una inversión adicional de 90 millones de dólares.