Press "Enter" to skip to content

Policía de Nicaragua retiene celulares al hermano de Ortega

El exjefe del Ejército Humberto Ortega había dado explosivas declaraciones horas antes de la visita de la Policía a su residencia. Luego lo citaron a una “entrevista” con un alto oficial de seguridad.

La Policía de Nicaragua retuvo los teléfonos celulares y  computadoras del general retirado Humberto Ortega, hermano del presidente Daniel Ortega, luego de que declarara a un medio argentino que el poder “dictatorial” del mandatario “no tiene sucesores” dentro de su familia y del sandinismo, y que tras su muerte se deberá convocar a elecciones, trascendió el lunes (20.05.2024).

El general, que en 1979 fundó el Ejército Popular Sandinista (EPS) y lo dirigió hasta 1995, informó al diario nicaragüense La Prensa a través de terceros que la Policía lo despojó de sus teléfonos móviles y computadoras, y que tiene rodeada su residencia al sureste de Managua desde la noche del domingo.

El exjefe militar también dijo que fue citado este lunes a una “entrevista” con el asesor de Seguridad de Daniel Ortega, comisionado Horacio Rocha, pero no se conocieron detalles de la reunión.

En la entrevista de prensa, Humberto Ortega consideró que su hermano, de 78 años y que detenta el poder en Nicaragua desde 2007, no tiene sucesores adecuados y que ante una eventual “ausencia definitiva” quedará un gran vacío de poder y se deberá convocar a elecciones.

“Si falta Daniel Ortega (…) no hay posibilidad de que nadie de ese grupo de poder pueda ejercer la influencia frente a un proceso”, apuntó. Consultado si tampoco la vicepresidenta y primera dama, Rosario Murillo, Ortega sentenció: “Nadie (…). Sin Daniel veo muy difícil que haya unos dos o tres que se junten”, indicó.

Peligroso “vacío de poder”

Ortega también declaró que “solo el Ejército” podría intervenir en medio del caos que la situación provocaría. “Ante una ausencia repentina de Daniel Ortega, habría primero un enorme desconcierto e imposibilidad, para mí, de que la parte civil del gobierno y el partido (Frente Sandinista) pueda asumir un poder sólido”, insistió el general.

Para Humberto Ortega, el “único que puede resolver ese vacío, y que no haya una anarquía y un caos en el país, es el Ejército. En primer lugar, el Ejército. Coordinado con la Policía Nacional. Y buscar una salida en el corto plazo, quizás un año o menos, para convocar a un proceso electoral, ya sea el programado para el 2026”, planteó.

Nicaragua atraviesa una grave crisis política y social desde abril de la rebelión social de 2018, que se agravó tras las elecciones de noviembre de 2021, en las que Ortega fue reelegido para un quinto mandato y cuarto consecutivo, con sus principales contendientes en prisión, a los que luego expulsó del país y les privó de su nacionalidad, sus propiedades y sus derechos políticos.

* Tomado de DW

Be First to Comment

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *