Press "Enter" to skip to content

Norma que pone topes a tasas de interés reduciría oferta crediticia

Mayor competencia en el sistema financiero impulsaría una reducción de las tasas, señalan especialistas en finanzas

La ley aprobada por insistencia en el Congreso de la República que pone topes a las tasas de interés, reduciría la oferta crediticia al segmento de la microempresa y los créditos de consumo, así como afectaría al proceso de inclusión financiera, señalaron diversos especialistas.

La “Ley que protege de la usura a los consumidores de los servicios financieros”, Ley Nº 31143,  publicada hoy en el diario oficial El Peruano, establece que las tasas de interés que cobran las empresas del sistema financiero se fijan libremente, dentro del límite establecido por el Banco Central de Reserva (BCR) “Esta ley va a hacer que no haya mayor oferta de crédito a los sectores de mayor riesgo, los segmentos de micro y pequeña empresa, así como de consumo”, señaló el economista y profesor de finanzas en ESAN Graduate School of Business, Arturo García Villacorta. 

Refirió que el 75% de la Población Económicamente Activa (PEA) del país son trabajadores informales, que serían unos 12 millones de peruanos que no tienen un empleo formal y por lo tanto son un grupo con mayor riesgo crediticio.

Asimismo, indicó que de las 3.5 millones de microempresas en el país, la mitad es informal y están dentro del grupo de mayor riesgo crediticio.

“Por lo tanto estos segmentos de crédito son los que van a perder su acceso al crédito formal y va a promover que vayan al crédito informal, donde las tasas de interés son de hasta 20 veces las tasas del sistema financiero”, dijo.

García Villacorta refirió que la actual tasa activa promedio para la pequeña empresa en el sistema financiero está en 18%, para la microempresa es de 32% y, para el crédito de consumo es de 39%. 

“Las tasas de interés en el sector informal van desde 200% hasta 800%, entidades que dan créditos con garantías de joyas de oro, artefactos eléctricos, autos; e incluso el crédito gota a gota, es más de 1,000 % anual y atenta contra la seguridad ciudadana”, señaló.

Por su parte, el gerente de Regulación Financiera y Fintech de EY Law Perú, Dario Bregante, indicó que los primeros afectados con esta norma van a ser las entidades microfinancieras y la inclusión financiera.

“Porque las pautas que se están colocando en esta ley para la fijación del tope de tasa, son para tres tipos de créditos, de consumo, de bajo monto y para la micro y pequeña empresa (mype); directamente van a afectar los índices y planes que teníamos para la inclusión financiera”, dijo.

Alternativas para bajar la tasa de interés activa

En un contexto de una economía de libre mercado, tanto García Villacorta como Bregante, consideran que las tasas de interés activas (para los préstamos) pueden bajar más sin poner topes, con una mayor promoción de la competencia en el sector financiero.

“Las tasas se han venido reduciendo paulatinamente en los últimos años, pero tiene que haber un mayor nivel de competencia en el sistema financiero, la SBS debe promover y facilitar el ingreso de nuevas entidades financieras, así como una mayor información a los usuarios”, dijo García Villacorta.
Refirió que el sistema financiero y la economía peruana son muy atractivos para nuevas entidades financieras.

“En las últimas décadas el Perú ha tenido los mejores indicadores económicos de la región, se ha caracterizado por un sistema financiero sólido y es atractivo para la inversión extranjera, pero debe haber reglas claras”, dijo.

“El control de precios hace que haya falta de oferta y aparezca el mercado negro”, agregó.

Por su parte, Dario Bregante, señaló que en el país, ese porcentaje de alta informalidad en la economía, representa una gran oportunidad para las nuevas entidades financieras que quieren captar nuevos clientes que quieren formalizarse, ofreciendo tasas de interés más competitivas basadas en el uso de la tecnología como son las Fintech.