Press "Enter" to skip to content

“La temperatura del planeta continúa aumentando a niveles peligrosos”

Juan Coronado, meteorólogo, exdirector general de Meteorología del Senamhi y director general de Ignis Perú, conversó con Altavoz y advirtió que a pesar del esfuerzo de la humanidad para disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero el calentamiento global continúa. Señaló que las anomalías en el clima vienen repitiéndose durante todo el año, por lo que consideró necesario esforzarse en acción climática y avanzar hacia el uso de energías renovables.

El último reporte mensual del Servicio Climático Copernicus, señala que en junio la temperatura del planeta fue la más alta que cualquier junio anterior en el registro de datos. ¿Qué está pasando?

—Esto evidencia el calentamiento global. Esto es cierto y desde los últimos 15 a 20 años, todos los años se está alcanzado temperaturas sobre el promedio del último siglo. No solo en junio, sino las anomalías vienen repitiéndose durante todo el año.

—¿Pese a coyunturas de fenómenos fríos como La Niña?

—Y es que a pesar de que existen variaciones inter anuales que tiene el clima y que están afectados por eventos como el Fenómeno de El Niño o el Fenómeno de la Niña, en general lo que se está dando es que la temperatura del planeta continúa aumentando a niveles peligrosos que ya pasan los objetivos que se han planteado los países, de bajar la temperatura del planeta en 1,5 grados centígrados sobre la media de 1990, pero la tendencia continúa y denota que a pesar del esfuerzo que está haciendo la humanidad para disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero el calentamiento continúa y hace pensar que no estamos haciendo lo suficiente.

Puedes leer: Junio fue el mes más cálido en el planeta, según el Servicio de Cambio Climático Copernicus

—¿Qué se requiere de urgencia?

—Se requiere acción climática, se requiere hacer energías renovables, se requiere hacer hidrógeno verde para disminuir las emisiones en las actividades humanas que son difíciles de abatir como en las industrias, en la minería, como el cemento y electrificar el transporte que es la tendencia en muchas partes del mundo.

Estamos hablando de un décimo tercer mes consecutivo más cálido según ese registro en el planeta. Es inusual, porque en el 2015-2016 se produjo una racha muy parecida con récord mensuales de temperatura global. ¿La humanidad está haciendo muy poco para poder aminorar ese calentamiento?

—Exactamente. Está científicamente comprobado que existe una relación directa entre las emisiones de gases de efecto invernadero, que en general tienen origen antropogénico. Mucho tiene que ver con la industria, con las emisiones contaminantes, y el calentamiento de la atmósfera. Existen estudios que demuestran que en ciertos puntos de este calentamiento se rompen los equilibrios climáticos. Es por eso que empezamos a ver el mayor número huracanes, mayor número de eventos extremos como inundaciones, olas frías también porque al aumentar la temperatura en ciertas zonas genera movimientos del sistema que hace que disparen eventos fríos en el sur del Perú, por ejemplo, con la nevada, la helada. Todo esto tiene relación y es estudiada por la comunidad científica. Es poco lo que sabemos y es mucho lo que tenemos que hacer y es mucho lo que tenemos que aprender.

—Exacto, es mucho lo que está por hacer y aprender…

—Así es, pero de lo que sí estamos seguros es que hay que atacar las fuentes de gases de efecto invernadero, disminuir las emisiones de la industria, disminuir las emisiones de la generación eléctrica y del transporte. Esos son problemas que tenemos que atacar. Además, una gran fuente de gases de efecto invernadero es el cambio de uso de suelo y con ello hay mucha desertificación porque se están talando árboles para hacer sembríos, sobre todo en Brasil, en Bolivia, en parte del Perú con la deforestación producida por la minería ilegal en la selva.

—Todo esto impacta en el clima del planeta.

—Todos esos aspectos influyen en aumentar las emisiones de gases de efecto invernadero y por lo tanto el calentamiento global y el cambio climático.

Según los datos de ERA5, en los últimos 12 meses el planeta registra la más alta tasa de calor, de 0,76 grados centígrados por encima del promedio de entre 1991 y 2020, y 1,64 grados centígrados por encima del promedio preindustrial 1850-1900. Estamos en un momento grave…

—Efectivamente. Tenemos una grave crisis climática global que tenemos que enfrentar como raza humana, y tenemos que trabajar para evitar que continúe el calentamiento, que va a continuar si no se hace nada. Y la inercia que tiene el sistema no va a parar de calentarse en los próximos años si no tomamos acciones muy correctivas, urgentes, para disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero y eso le compete a toda la humanidad, principalmente a los grandes emisores como son Estados Unidos, China, la Unión Europea, pero también a los países como el Perú que tiene la oportunidad de desarrollarse con bajas emisiones. Es decir, tenemos que hacer un esfuerzo para disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero de la industria, del sector eléctrico peruano que depende mucho del gas natural, que es un recurso agotable pero es contaminante y que debemos disminuir.

¿Cuáles son las metas a las que los países han acordado llegar?

—Lo que tenemos que evitar es estar sobre un grado y medio de la media de 1990 al 2020. En general estamos incumpliendo el camino que deberíamos seguir para llegar a cumplir ese objetivo, pero estamos 0,7 grados centígrados por encima de ese promedio. Algunos años la temperatura se dispara, otros años baja y la tendencia es a que la temperatura va continuar elevándose. Nuestro planeta tiene una temperatura promedio de alrededor de 15,5 grados centígrados.

—La temperatura ideal para la vida.

—Esa temperatura permite que exista vida sobre la Tierra y es la que permite que los ecosistemas funcionen de manera que se preserve la vida y que la humanidad pueda desenvolverse, y lo que está ocurriendo es que estamos afectando esos ecosistemas, estamos afectando con estos cambios del clima, y no estamos cumpliendo o haciendo nuestra tarea correctamente, la de disminuir los gases de efecto invernadero.

—¿Cuáles son tus cinco recomendaciones para que las autoridades se pongan a trabajar en los planes medio ambientales?

—La primera es participar activamente en la acción climática, esto quiere decir, trabajar para disminuir los gases de efecto invernadero, pero no porque el Perú tenga una pequeña contribución estamos exentos a esta responsabilidad de la humanidad. Lo segundo, se debe trabajar sectorialmente, por ejemplo, en el sector Energía, tiene que ver cuántas emisiones tiene y cómo puede hacer sus esfuerzos para disminuirlas. El sector transporte tiene que ver cómo hacerlo, por ejemplo, apostar por la electromovilidasd; es decir, comenzar a tener mayor cantidad de autos eléctricos, porque gracias a Dios, el Perú tiene fuentes de energías renovables con lo cual esa electricidad debería provenir de estas fuentes. Un tercer tema importante es trabajar en frenar la deforestación y avanzar con la reforestación de la Amazonía que es un pulmón de la humanidad. Un cuarto punto, es trabajar en la transición energética global. Eso implica que el Perú se va a convertir en un actor importante al producir los minerales como cobre, litio, que son fundamentales en esa transición energética. Otra medida es transparentar nuestros esfuerzos por disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero. Existen muchas mentiras que no son aclaradas, por ejemplo, la existencia real de reservas de gas natural del Perú. Sabemos, según el libro oficial de reservas, que tenemos 15 años de gas natural; sin embargo, existen actores que hablan de que hay mayores existencias sin ningún fundamento. Y en el Perú no existe exploración para buscar nuevos yacimientos de gas.

—Y muy importante, apuntar por las energías renovables.

—Somos un país tan rico en energías renovables por lo que debemos repensar esa política y aprovechar esos recursos como la energía eólica, energía solar, energía geotérmica y también la hidroeléctrica para poder, de alguna manera, también contribuir en el sector eléctrico con la disminución de gases de efecto invernadero.

One Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *