Press "Enter" to skip to content

Romy Chang sobre reuniones entre Hania Pérez de Cuéllar y Harvey Colchado: “No es delito, pero sí es irregular”

En entrevista con Altavoz, la abogada penalista sostuvo que la ministra de Vivienda no tiene por qué pedirle a un coronel que haga ese tipo de investigaciones a personas que van a ingresar a su sector.

  • ¿Usted señaló que, en principio, no había nada delictivo en las reuniones de la ministra Hania Pérez de Cuéllar con el coronel Harvey Colchado?

En principio, no, pero sí es irregular. Ella no tiene por qué pedirle a la Policía Nacional que haga ese tipo de investigaciones y, por otro lado, Colchado tampoco tiene por qué hacerle caso.

  • Claro, porque todos están apuntando a la ministra y se puede asumir que ella buscaba filtrar a las personas que iban a entrar a su sector, pero ¿por qué Colchado hace esta filtración sin ningún permiso de sus superiores?

Por supuesto, Colchado no ha debido hacer eso, es una orden que es perfectamente irregular. Los dos están mal en este encuentro, pero no llega a significar un delito.

  • Es noticioso porque evidencia que antes sí había una buena relación entre Colchado y el Gobierno de Dina Boluarte.

Y yo también te diría que es noticioso porque refleja la poca institucionalidad y el control de los ministros que tiene el Ejecutivo. La pregunta aquí es: ¿esto la ministra se lo tiene que pedir a un policía o debería habérselo pedido al ministro del Interior?

  • Parece que no hay confianza dentro del Gabinete.

Y, además, lo que me parece serio es que ha trascendido que ella no confiaba en la persona que le estaban imponiendo. ¿La presidenta le impone a las personas que tiene que contratar? Eso sería plena coincidencia con la teoría de la Fiscalía respecto a que la presidenta pone y saca a la gente como quiere.

  • Y no necesariamente ella, sino que la información señala que su hermano, Nicanor Boluarte, habría impuesto la designación del jefe de Sedapal.

Y eso va en correlato con eso de que el hermano también pone prefectos y subprefectos.

  • ¿Entonces, no hay delito en estas reuniones, pero sí es irregular?

Sirve para que la Fiscalía refuerce sus posiciones en torno al caso de Nicanor.

  • También se evidencia el poder que tiene Colchado.

En ese momento, pero todo da vueltas, porque ahora ha perdido la confianza.