Press "Enter" to skip to content

Repsol: todo lo que ocurrió a un mes del mayor desastre ecológico en el mar peruano

Derrame de petróleo superó los 10,000 barriles

Hoy se cumple un mes del derrame de petróleo de la empresa Repsol en el mar peruano, considerado como el mayor desastre ecológico ocurrido en Lima y Callao, que ocasionó un grave perjuicio a familias de pescadores, así como a la flora y fauna local. A continuación, un recuento todo lo que pasó en este periodo.

15 de enero – Primer derrame de petróleo
Exactamente hace un mes, la refinería La Pampilla, operada por la empresa Repsol, registraba un derrame de petróleo en el mar de Ventanilla, aludiendo que se produjo tras el fuerte oleaje registrado en la costa peruana, por la erupción de un volcán submarino en Tonga, Oceanía.
 
En un comunicado, la empresa señaló que se produjo un derrame “limitado”, sin embargo después se determinó que fue de gran magnitud, confirmando que se derramó 10,396 barriles de crudo en el mar peruano.
 
22 de enero – Declaran emergencia ambiental 
Una semana después, el Ministerio del Ambiente declaró en emergencia ambiental el área geográfica afectada por el derrame de petróleo por 90 días calendario, mediante la Resolución 021-2022-Minam.
 
Con ello, se aprobó el Plan de Acción Inmediato y de Corto Plazo para la atención de la emergencia ambiental en el área geográfica afectada. Asimismo, en esa semana el Gobierno dispuso que las Fuerzas Armadas apoyen en las labores de limpieza de las playas contaminadas. 
 
26 de enero – Segundo derrame 
La Marina del Perú confirmó un segundo derrame en el terminal multiboyas 2 de la refinería La Pampilla, aproximadamente entre seis y siete barriles, que fue contenido rápidamente.
 
Por su parte, la empresa Repsol indicó que este se trató de “un afloramiento controlado de remanentes del primer derrame”. 
 
Ese mismo día, el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) anunció una primera multa de 4,000 UIT (18 millones 400,000 soles) a la empresa Repsol por haber incumplido con una de las medidas dispuesta ante el derrame de petróleo. 
 
28 de enero – Incautan buque que provocó derrame
El Poder Judicial declaró fundado el pedido del Ministerio Público para la incautación del buque Mare Doricum, nave que trasladó los barriles de petróleo de la empresa Repsol que provocaron el derrame en el litoral peruano.
 
La Fiscalía determinó que esta medida es para asegurar que el Ministerio Público pueda realizar todas las diligencias necesarias que permitan determinar responsabilidades.
 
En esas fechas, llegó a Lima el equipo de expertos de Naciones Unidas para brindar asesorías en la gestión de la emergencia ambiental y la contención del derrame, evaluando el impacto ambiental y los riesgos inmediatos.
 
28 de enero – Impedimento de salida a directivos de Repsol
El mismo día, el Poder Judicial dictó impedimento de salida del país por 18 meses para cuatro altos directivos de la empresa Repsol: el director ejecutivo en Perú, Jaime Fernández-Cuesta, y Renzo Tejada, Gisela Posadas y José Reyes.
 
La medida buscó garantizar la presencia en el país de los representantes de la multinacional durante un eventual proceso penal por este desastre ecológico.
 
31 de enero – Paralización de actividades de Repsol
A fines de mes, el entonces ministro del Ambiente, Rubén Ramírez, anunció la paralización de todas las actividades de carga y descarga de hidrocarburos en el mar peruano para la empresa Repsol, hasta que ofrezca garantías técnicas de que no habrá nuevos derrames de petróleo.
 
“Repsol no ha dado la certeza de que pueda afrontar un nuevo derrame en las otras tres millas de descarga y carga de hidrocarburos que vienen operando en el mar”, señaló Ramírez.
 
11 de febrero – Repsol se presenta ante el Congreso
El director ejecutivo de la empresa Repsol, Jaime Fernández-Cuesta, se presentó a la Comisión de Pueblos Andinos del Congreso, la cual cuenta con facultades de comisión investigadora, y expresó su compromiso para devolver el litoral peruano a su estado natural, tal como estaba antes del derrame de petróleo.
 
Hasta esa fecha, el país registró esquemas concretos de asistencia técnica y cooperación internacional por parte de al menos 15 entidades, entre países amigos y organismos internacionales.
 
Según el presidente de Calamasur, Alfonso Miranda, el desastre ambiental generó un daño económico para más de 3,000 familias entre pescadores artesanales y propietarios de negocios de recreación. 
 
De igual forma, el Ministerio de Salud señaló que dos personas fueron hospitalizadas por  intoxicación aguda tras el contacto directo con este hidrocarburo y que hasta la primera semana de febrero se atendió a 852 personas afectadas por el derrame.
 
14 de febrero – Limpieza de playas
El actual ministro del Ambiente, Modesto Montoya, informó que la limpieza de playas registra un avance del 70%, sin considerar la magnitud de lo contaminado en el fondo del mar. Se estima que solo se ha recuperado 2,000 barriles de los casi 11,000 vertidos.