Press "Enter" to skip to content

Poder Judicial rechaza apelaciones de miembros del ‘gabinete en las sombras’

Jenin Cabrera Fernández, Salatiel Marrufo Alcántara y Biberto Castillo León, quienes cumplían una orden de 30 meses de prisión preventiva, saldrán de la cárcel. Son investigados por los presuntos delitos de organización criminal y otros.

La Tercera Sala Penal de Apelaciones Nacional del Poder Judicial decidió declarar infundadas las apelaciones presentadas por miembros del llamado ‘gabinete en las sombras’. Esto, en referencia a Jenin Cabrera Fernández, Salatiel Marrufo Alcántara y Biberto Castillo León, quienes cumplen 30 meses de prisión preventiva en el penal Ancón I por estar investigados por los presuntos delitos de organización criminal, colusión y tráfico de influencias en agravio del Estado.

Como se recuerda, el pasado 25 de octubre, el Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional declaró fundado el pedido de prisión preventiva del Equipo Especial de Fiscales contra la Corrupción contra Marrufo, Castillo y Cabrera. El juez Víctor Zúñiga Urday tomó esta decisión luego de varios días de evaluación.

Para el magistrado Zuñiga Urday existen fundamentos para los delitos que se le acusa. “(Para Salatiel Marrufo, Abel Cabrera) Existen fundados y graves elementos de convicción para organización criminal, tráfico de influencias y colusión agravada; y para Biberto Castillo el tráfico de influencias y organización criminal”, indicó el magistrado en la audiencia.

Cabe recordar que, el pasado 11 de octubre se ordenó la prisión preliminar por diez días, así como también allanamientos contra seis congresistas denominados ‘Los Niños’. En esta diligencia se detuvo a cinco miembros denominados ‘Gabinete en la Sombra’. Sin embargo, Alejandro Sánchez Sánchez, amigo y dueño de la casa de Sarratea, no se entregó a la justicia, por lo que está no habido.

Por su parte, el Equipo Especial solicitó que se imponga comparecencia con restricciones para el exsubsecretario del despacho presidencial, Beder Camacho Gadea, quien en los últimos días denunció amenazas de muerte. Lo mismo contra Auner Augusto Vásquez Cabrera y Éder Vitón Burga.

Sarratea

El pasado viernes comenzó las audiencias del pedido fiscal de 36 meses de prisión preventiva contra Segundo Alejandro Sánchez Sánchez, dueño de la casa del pasaje Sarratea (Breña).

Según el Equipo Especial contra la Corrupción en el Poder, la condena sería de 19 años de cárcel contra el prófugo empresario Sánchez Sánchez, a quien se le señala de ser financista de la presunta organización criminal que lideraría el presidente de la república, Pedro Castillo Terrones.

El fiscal Luis Martínez continuó sustentando su pedido de 36 meses de prisión preventiva para el dueño de Sarratea ante el juez Víctor Zúñiga y explicó que esa pena le correspondería por imputársele los delitos de organización criminal, colusión agravada y tráfico de influencias.

De acuerdo a las investigaciones, a Sánchez Sánchez se le sindica de ser uno de los principales allegados al mandatario, que habría estado interesado en repartirse millonarias obras públicas desde el Ministerio de Vivienda, cuando esta cartera era dirigido por el investigado exministro Geiner Alvarado.

Alejandro Sánchez es dueño de la casa de Sarratea.
Foto: CongresoAlejandro Sánchez es dueño de la casa de Sarratea. Foto: Congreso

Para el equipo fiscal, Sánchez también habría buscado aprovechar esa cercanía con Castillo para hacer negocios en otro rubros, como en el sector minero. En la audiencia, que se retomará el miércoles, la defensa legal del investigado empresario rechazó tajantemente las imputaciones.

Un mes prófugo

Desde hace un mes, Alejandro Sánchez se encuentra prófugo de la justicia luego de que el Poder Judicial ordenara su detención preliminar por 10 días por el caso Sarratea, la vivienda donde el presidente Pedro Castillo mantuvo reuniones irregulares.

El dueño de la casa ya ha anunciado que no se entregará a la justicia porque no cometió ningún delito. Asimismo, sostuvo que no se acogerá a la colaboración eficaz porque “no tiene nada que decir”.

“No he cometido delito y no tengo nada que decir para ser colaborador eficaz, el ser humano no es perfecto y cometemos errores. Si hubiese cometido algún delito, primero le pediría perdón a Dios, a mi familia y a todo mi país. Seguidamente, me entregaría a la justicia sin necesidad de que me busquen, pero no, como no soy culpable de nada, no lo haré”, escribió el pasado octubre en su cuenta de Facebook.

* Fuente: Infobae

Be First to Comment

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *