Press "Enter" to skip to content

Ministros de la CAN aprobaron plan de acción contra la delincuencia transnacional

Los ministros de relaciones exteriores de seguridad de los cuatro países miembros de la Comunidad Andina (CAN) aprobaron este domingo una serie de acciones conjuntas y urgentes contra la criminalidad transnacional organizada, lo que incluye un plan de acción resolutivo que prioriza diferentes ámbitos de acción sobre la materia.

Tras la reunión ministerial, el secretario general de la CAN, Gonzalo Gutiérrez, dio lectura a la declaración adoptada por los representantes de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú, en donde se decide adoptar el mencionado plan, así como crear un grupo de alto nivel conformado por los funcionarios designados por los ministros de relaciones exteriores y de seguridad interna de los países miembros.

Dicho grupo, que contará con el apoyo de la Secretaría General de la CAN, se encargará de hacer seguimiento al plan de acción y de proponer medidas complementarias. Este se instalará e iniciará sus labores en un plazo no mayor a 15 días contados a partir de la publicación de la decisión, precisa la declaración.

“El grupo de alto nivel realizará recomendaciones a los miembros del Consejo Andino y ministros de relaciones exteriores de manera bimestral o antes si fuera necesario, sobre la ejecución del plan de acción”, continuó Gutiérrez.

Por último, como parte de la ejecución del plan se dispone la creación de estrategias seguridad sectoriales a cargo de las ministros o autoridades de seguridad interna de los países miembros.

Suscriben la declaración los viceministros de relaciones exteriores de Bolivia, Colombia; y los cancilleres de Ecuador y Perú.

Plan de Acción Resolutivo

El Plan de Acción Resolutivo (PAR) contiene un total de 13 puntos, que abordan diferentes materias relacionadas con la lucha contra la criminalidad organizada transnacional.

Entre otros puntos, se plantea establecer un mecanismo de intercambio de información con el fin de crear el Banco Andino de Datos, que cuente con datos biográficos, biométricos, entre otros, que incluya personas con antecedentes, con requisitorias o con impedimento de tránsito, sean nacionales o extranjeros, a fin de coadyuvar a la seguridad y orden interno de los países miembros.

También se incluye la planificación con miras a llevar a cabo, en el primer trimestre del año, una operación conjunta y coordinada contra la minería ilegal, con énfasis en zonas de frontera, debido a su conexión con el financiamiento de los grupos delictivos organizados.

Asimismo, contempla realizar, en el más breve plazo, operaciones policiales y militares coordinadas en las zonas de frontera de los países miembros, con el objeto de enfrentar los ilícitos transnacionales, así como ejecutar ejercicios operativos relacionados con el control del tráfico de drogas en las fronteras.

Se plantea también crear un mecanismo andino de inteligencia estratégica, que permita la coordinación entre las entidades encargadas de la materia para el intercambio de información sobre amenazas y riesgos comunes que afecten la seguridad de los países andinos. Incluye la creación de un mecanismo andino de seguridad financiera para fines de trazabilidad de flujos financieros ilícitos.

El plan de acción considera también el fortalecer la implementación de los instrumentos internacionales diseñados para luchar contra el tráfico ilícito de armas, especialmente aquellas orientadas al establecimiento de acciones conjuntas, intercambio de información para el rastreo de armas, municiones y explosivos, entre otras.

Asimismo, se establecerá la Red Andina de Seguridad 24/7, en la que participarán un punto de contacto titular y un punto de contacto alterno designado por cada país participante, quienes garantizarán una atención permanente para el intercambio de información entre los países de la red, centrado en la actividad de las agrupaciones delictivas que operan de manera transnacional. Dicha red iniciará funciones a partir del primer trimestre del presente año.

Por último, el plan contempla realizar, en el primer semestre de 2024, un foro internacional sobre la delincuencia organizada transnacional y la creación de un Observatorio Regional Andino que recopile, procese y analice información sobre la delincuencia organizada trasnacional en la subregión y otros temas vinculados a esta materia.