Press "Enter" to skip to content

Fiscalía archiva definitivamente investigación contra Kenji, Hiro y Sachi Fujimori


Kenji, Hiro y Sachi Fujimori enfrentaban una investigación en relación al caso Limasa, sospechados de participación en actividades de lavado de activos. No obstante, la Fiscalía no logró encontrar pruebas que respaldaran estas acusaciones en los aumentos de capital.

La Fiscalía ha decidido archivar la investigación contra Kenji, Hiro y Sachi Fujimori, así como contra otros individuos vinculados al caso Limasa. Tras no encontrar pruebas que respalden las acusaciones de lavado de activos contra los mencionados ciudadanos, la entidad ha concluido que no hay fundamentos para continuar con el proceso legal.

En el documento oficial del Ministerio Público se lee: “Se declara: No haber mérito para formalizar ni continuar con la investigación preparatoria contra Kenji Gerardo Fujimori Higuchi, Hiro Alberto Fujimori Higuchi, Sachie Marcela Fujimori Higuchi, Vladimir Aleis Ortega Vidal, José Antonio Begazo Ramos, Marco Antonio Ynaba Reyna, Miguel Ángel Ramírez Huamán, Arturo Makino Miura, Carlos Víctor Guillermo Torres, Miguel Ángel Torres Morales, Marc Koenig y Daniel Scott Matson”.

Además, la resolución también exime de investigación a las empresas anteriormente mencionadas, como Logística Integral Marítima Andina SA (Limasa), ahora Integrated Global Logistics SA (IGL), así como Almacenes Internacionales SAC (Aliansa), FM Capital Partners SAC, Inversiones Perú Japón SAC, Sankyo Corporation o Sankyo Global Logistics INC, MSK Servicios SAC, SF Arquitectos SAC y AOW Agroexportadora SAC.

Se dispone el archivo definitivo de los procedimientos, sujeto a confirmación por parte de la autoridad superior. El abogado de los Fujimori, Elio Riera, ha expresado que la decisión de la Fiscalía confirma la inexistencia de delito alguno por parte de sus defendidos.

El caso Limasa se centra en investigar presuntas actividades corruptas realizadas por los hermanos Fujimori y otros desde la empresa Limasa entre 2014 y 2016. A pesar de los testimonios y registros bancarios obtenidos, la Fiscalía no pudo encontrar pruebas contundentes que respalden las acusaciones de irregularidades financieras.