Press "Enter" to skip to content

Destituyen al jefe de la DINI luego del incidente de agresión hacia Dina Boluarte en Ayacucho.

El domingo, el Ejecutivo destituyó al jefe de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI), el general PNP (r) Roger Arista, un día después de que la presidenta Dina Boluarte fuera enfrentada y agredida en Ayacucho, donde diez personas perdieron la vida durante las protestas antigubernamentales.

Según la resolución publicada en una edición extraordinaria del diario oficial El Peruano, Luis García Barrionuevo asumirá el cargo dejado por el general destituido, quien se convirtió en el segundo titular de la DINI durante el mandato de Boluarte en enero de 2023.

Estos cambios en la agencia de inteligencia estatal se producen después de que se relevó toda la escolta de la mandataria, y mientras el Gobierno evalúa la destitución del general Jorge Angulo, jefe de la Policía Nacional (PNP). Alberto Otárola, jefe del Gabinete Ministerial, anunció que “hoy se anunciará ese cambio” debido a las “responsabilidades” derivadas de la falta de seguridad hacia la gobernante.

“Hubo un descuido, ese relajo en la seguridad no puede volver a ocurrir”, subrayó Otárola. La agresión tuvo lugar cuando Boluarte participaba en la colocación de la primera piedra del asfaltado de una carretera en tres distritos ayacuchanos. En ese momento, Ruth Bárcena, viuda de una víctima de las protestas, burló las medidas de seguridad y se acercó a la mandataria, seguida por Ilaria Aimé, madre de un adolescente fallecido durante la masacre en Ayacucho, quien agredió físicamente a la presidenta.

Según Punto Final, Arista fue invitado a renunciar tras el incidente. La resolución agradece sus servicios y lleva las firmas de Boluarte y Otárola. Estos cambios también se producen después de una reunión entre el jefe de la Casa Militar del despacho presidencial, Miguel Kuan Garay; el ministro del Interior, Víctor Torres; el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, David Ojeda; y el comandante general del Ejército, César Briceño.

Según El Comercio, el general de brigada EP Kuan Garay también podría tener responsabilidad en la agresión, ya que, según el manual de organización y funciones, debe velar por la seguridad de la jefa de Estado tanto dentro como fuera del Palacio de Gobierno.

Boluarte había regresado a Ayacucho por primera vez desde las manifestaciones antigubernamentales, pero su presencia fue rechazada por grupos de familiares y personas que protestaron por las muertes en la localidad. Durante un discurso, la mandataria afirmó que las ideologías que se propagan “de manera minoritaria” solo generan “miseria, atraso, pena y dolor”.

El premier Alberto Otárola condenó la agresión y anunció una investigación. Boluarte asistió sorpresivamente a la reunión de ministros y cancilleres el domingo por la mañana, denunciando el ataque del crimen organizado a la democracia y el orden interno, y solicitando una acción conjunta de los países de la Comunidad Andina (CAN).

Otárola rechazó la agresión como un agravio a la nación y anunció una investigación contra los agresores. El Ministerio del Interior informó que se ha abierto una investigación y se está procediendo con la captura de Aimé y Bárcena.