Press "Enter" to skip to content

La falacia del saqueo

El candidato comunista, Pedro Castillo, es amigo de usar fetiches lingüísticos. “Pueblo” y Saqueo” son sus favoritos. Son incontables las veces que menciona al “Pueblo” como ente tomador de decisiones (nombramiento de jueces, funcionarios públicos, tribunal constitucional, etc.) demostrando un desconocimiento palmario de los canales democráticos que justamente escogen a sus representantes (Ejecutivo y Legislativo) para que, de la mano de la meritocracia y del cumplimiento de las normas correspondientes, conduzcan los procedimientos de nombramiento y selección de dichos funcionarios.

La palabra saqueo es otra de las favoritas del candidato marxista Castillo y considero menester hacer una anatomía del supuesto y macabro saqueo del cual somos víctimas los integrantes del pueblo por parte de la sádica empresa privada.

Antes que nada, es esencial esgrimir un concepto de contabilidad básica y mostrar cómo se compone la utilidad imponible:

De esta utilidad imponible, el Estado, (a través del impuesto a la renta) recauda el 30%(29.5% para ser más exacto) y el 70% restante queda para el accionista. Con ese 70% los accionistas pueden hacer tres cosas: 1. Reinvertir en la empresa, 2. Tomar dividendos, 3. Una mezcla de ambas. El 30% que recauda el Estado, ingresa a la caja fiscal y atiende las necesidades de gasto corriente, programas sociales, salud, educación, infraestructura, etc. El problema es que el Gobierno Central y los Gobiernos Regionales han demostrado una gran ineficiencia (y corrupción) en el manejo de estos fondos. No es el modelo el que ha fallado como braman los rojos y caviares culposos, son los funcionarios públicos ineficientes y corruptos (muchos de ellos comunistas) los que no han permitido que se complete este círculo virtuoso. Analicemos algunos ejemplos para desmentir la falacia del saqueo que tanto repite Pedro Castillo:

Teniendo en cuenta la explicación anterior, y tratando de explicar la situación de la forma más didáctica posible, mencionamos el primer ejemplo: Alicorp, la gran empresa de alimentos propiedad del Grupo Romero (tomando como base los Estados Financieros 2020 publicados en la SMV) muestra el siguiente:

 Se muestra que la utilidad imponible (lo que pueden repartirse los accionistas y lo que se debe pagar al Estado por concepto de impuestos) es de 390 millones de soles. ¿Cómo puede ser este un sistema de saqueo si antes de llegar a esta cifra, la empresa ha pagado costos y gastos por 4,881 millones de soles? ¿Saben ustedes rojos, que en este caso los costos y gastos (4,881 millones de soles) representan un numero 12 veces mayor que el que queda para el Estado y los accionistas? ¿Saben que dentro de esos 4,881 millones de soles están comprendidos el pago de sueldos a los trabajadores, servicios, insumos, suministros, intereses a los bancos y una larga lista de cargos que dinamizan la economía? Al parecer el germen marxista ignora o no quiere ver esta realidad. En términos prácticos, Alicorp ha generado 12 veces más riqueza para sus trabajadores y proveedores que para los mismos accionistas de la firma. ¡Vaya forma de saquear!

Veamos los mismos datos de otra empresa sádica dedicada al saqueo, por fina cortesía del tan odiado “modelo neoliberal” (sarcasmo).

Sociedad Minera Cerro Verde, ubicada en Arequipa (lastimosa y trágicamente uno de los bastiones del comunista Castillo), muestra las siguientes cifras de acuerdo a los datos 2020 publicados en la SMV:

La suma de costos y gastos asciende a 2,026 millones de dólares, lo que significa 4 veces más que los 511 millones de dólares que quedan para el Estado y los accionistas de la firma. ¿Cómo puede una compañía perpetrar un saqueo contra el “Pueblo” si genera 4 veces más riqueza de la que pueden llevarse los accionistas y el Estado? Es necesario mencionar(nuevamente) que dentro de esos costos y gastos se encuentra el pago de planillas a los trabajadores, servicios, insumos, etc.

Solo un veneno como lo es el marxismo, puede generar esa falacia retorcida relacionada a espetar que las empresas privadas “Saquean” sin importarles el “Pueblo”. ¡NO! ¡Dejemos de creer y repetir esa mentira! Las empresas privadas generan mucha más riqueza de lo que los accionistas y el Estado pueden llevarse, y cuando el saldo es deficitario (es decir no hay generación de utilidad imponible sino pérdida) adivinen quienes son los que solventan esa perdida, ¡SI! ¡La empresa privada! A través de aportes de capital o endeudándose para cubrir esa brecha. Sin mencionar que la riqueza generada (12 veces más en el caso de Alicorp y 4 veces más en el caso de Cerro Verde) mueve a la mediana empresa la cual mueve a la pequeña empresa fuera de dar trabajo a millones de personas que consumen y tributan generando un efecto multiplicador evidente. Este es el principio sobre el cual los países crecen y se desarrollan. Es este círculo virtuoso el que le da trabajo al emprendedor que prepara el menú para los trabajadores de la mediana empresa que brindan servicios a una empresa minera, por ejemplo, y el que a su vez permite que nuestros técnicos e ingenieros tengan trabajo para poder consumir y pagar impuestos, entre otras cosas. Esta es una de las tantas falacias y mentiras con las cuales por años el comunismo marxista, confunde y engaña a la población generando resentimiento y dejando el terreno fértil para el caos.

Señor Pedro Castillo, si usted es ignorante en estos conceptos o los sabe mínimamente, pero quiere engañar a la población usando estas falacias (lo cual sería un agravante), ¿Cómo pretende dirigir los destinos del país? No se burle del pueblo que dice representar, no los condene a la miseria, al hambre y al rompimiento del circulo virtuoso que genera desarrollo económico.

Si este esquema es un saqueo, pues entonces la Unión Soviética todavía existe.