Press "Enter" to skip to content

El hombre del tanque, un ícono de protesta de Tiananmen

El 35 aniversario de la masacre de Tiananmen nos lleva a reflexionar sobre una de las imágenes más icónicas y conmovedoras de la historia contemporánea: la del “Tank Man”. Este hombre anónimo, de pie frente a una columna de tanques el 5 de junio de 1989, se convirtió en un símbolo mundial de resistencia pacífica y valentía ante la opresión. A través de esta fotografía difundida globalmente, nos preguntamos sobre el destino de este valiente individuo y su impacto perdurable. En este artículo, originalmente publicado en 2019 en Café Viena y actualizado con motivo del 35 aniversario, profundizamos en la historia detrás de “Tank Man”, explorando su significado y las especulaciones que rodean su vida y su paradero.

#Tankman

Han pasado 35 años desde aquella icónica fotografía muy cerca a la plaza de Tiananmen en Pekin, una foto, la más impactante de muchas otras que se tomaron ese día, un hombre parado frente a una columna de tanques de combate tipo 59 que avanzaban lentamente hacia la plaza por la “Avenida de la paz eterna”. Curioso nombre. El fotógrafo dice que tuvo suerte, que todo fue cuestión de azar, que estuvo en el lugar preciso en el momento exacto.

El poder de una imagen que no necesita palabras, los tanques pudieron arrollarlo, pero no, detuvieron su marcha y trataron de esquivarlo y el hombre se volvió a poner delante, una y otra vez. Un hombre sencillo que regresa a su casa con un par de bolsas posiblemente de compras, un sujeto común que no usa la violencia, está harto, cansando de la represión, la inflación, el desempleo, van dos meses de protestas en la plaza.

Algunos testigos dicen que después, el hombre se subió al primer tanque y tuvo un intercambio de palabras con uno de los tripulantes, otros dicen que luego fue llevado a la fuerza y que incluso fue ejecutado, hay versiones que aseguran que se encuentra viviendo en Taiwan, nadie sabe en realidad, su destino es un misterio.

Los activistas chinos lanzaron el 2019 una campaña, creando un hashtag en twiter, #tankman, pidiendo a la gente que se fotografíe vestida como el hombre del tanque, camisa blanca, pantalón negro y dos bolsas de compras, una en cada mano.

La revista Time considera al “Hombre tanque” como uno de los personajes más influyentes del siglo XX, tal vez él no lo sepa, o si lo sabe no quiere aparecer, prefiere la tranquila vida del anonimato trabajando como arqueólogo en el museo  nacional de Taipéi, según dicen algunos.

Los sucesos de Tiananmen prácticamente han desaparecido de la memoria del pueblo chino, las protestas que en un inicio vislumbraron una nueva China fueron devoradas por un terrible represión y la más feroz de la censuras.

Pero China si cambió, no como lo hubiese deseado el  “Hombre tanque” o los miles de manifestantes que protestaban contra el partido comunista. A partir de ese momento, China evolucionó, comenzaron muchas reformas cambiando poco a  poco el sistema comunista hacia un “social-capitalismo-consumista” de un solo partido, la gente aceptó la dictadura a cambio de una aparente prosperidad.

¿Qué pensará “tankman” ahora si es que está vivo? ¿Sabe acaso lo que significó su acto heroico? Jeff Widener – al autor de la foto- nos dice: “La economía de China ahora es más robusta, pero la violación de derechos civiles parece ser mucho mayor y ahora el gobierno tiene un sistema de puntos de reconocimiento facial que da mucho miedo. Se califica a cada ciudadano por su estado financiero, su religión o su estatus político”.

Si está vivo me gustaría preguntarle qué piensa de su país, qué piensa de Xi Jinping, el emperador camino a  convertirse en un Dios con la misión de rejuvenecer a su nación. No importa si aún hay represión.

____________________________________________________________________________
* El episodio de Tiananmen en 1989 es un recordatorio contundente del poder del pueblo y la lucha por la libertad en medio de la opresión política, la imagen del Hombre del Tanque, un individuo solitario frente a una columna de vehículos militares, se ha convertido en un símbolo perdurable de resistencia y valor en todo el mundo; es esencial que recordemos los eventos de Tiananmen para honrar la valentía de aquellos que se levantaron por la democracia y la justicia, al hacerlo, renovamos nuestro compromiso con la defensa de los derechos humanos en todas partes y nos inspiramos para enfrentar los desafíos contemporáneos en la búsqueda de un mundo más justo y libre.

Be First to Comment

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *