Press "Enter" to skip to content

VIDEO: Una plaga de ‘cucarachas cíborg’ en acción

El enjambre de insectos se controla por computadoras que llevan en sus espaldas

Científicos de Singapur y Japón, que desarrollaron unas ‘cibercucarachas’ destinadas a facilitar las labores de búsqueda y rescate durante los desastres naturales, han liberado un enjambre de 20 de ‘insectos cíborg’ a través de un área de prueba de dunas de arena, similar a un desierto, para probar sus habilidades de navegación mientras evitan obstáculos.

Estrategia 

Siguiendo una estrategia inspirada en guías turísticos, las cucarachas controladas remotamente con computadoras montadas en sus espaldas pueden moverse como un enjambre hacia una ubicación objetivo. Para coordinar el enjambre, el ‘software’ de la computadora central asigna algunas cucarachas como líderes que los insectos cercanos siguen hasta el objetivo.

La computadora dicta la dirección en la que se mueven, pero el movimiento de sus extremidades y, por lo tanto, su capacidad para superar o rodear obstáculos, es manejada por la propia cucaracha. El trabajo en equipo les permitiría realizar tareas que llevarían demasiado tiempo para una sola ‘cibercucaracha’ e, incluso, unas a otras podrían auxiliarse en caso necesario.

El equipo del profesor Hirotaka Sato, de la Universidad Tecnológica de Nanyang en Singapur, y sus colegas japoneses, desarrollaron el algoritmo para el control del enjambre y prepublicaron los resultados de su trabajo recientemente en arXiv.

Los ‘insectos cíborg

Se trata de cucarachas gigantes de Madagascar (‘Gromphadorhina portentosa’), de 6 cm de largo aproximadamente, equipadas con un pequeño chip y una ‘mochila’ electrónica sobre su espalda. Un ‘hardware’ y un algoritmo de control permiten enviar señales eléctricas a unos electrodos implantados en su sistema nervioso e inducirlas a girar y avanzar en diferentes direcciones.

Estos insectos son resistentes, ágiles y lo suficientemente pequeños como para arrastrarse por grietas, sortear obstáculos y escabullirse entre escombros, características que los convierten en eficaces herramientas para localizar supervivientes en situaciones de emergencia. Sus dispositivos a bordo incluyen una batería, una cámara infrarroja, un micrófono, sensores ambientales y sensores de navegación.

Estos “robots híbridos de insectos” resultarían más eficientes que los minirobots artificiales para misiones de búsqueda y rescate, porque su mochila electrónica solo requiere de una pequeña batería. Sus componentes no consumen tanta energía, ya que la locomoción la proporciona la propia cucaracha.