Press "Enter" to skip to content

Peruano donó sangre 66 veces y salvó la vida de unos 200 pacientes

Tecnólogo de EsSalud Carlos Penalillo alcanzó récord de donaciones de sangre

El 24 de setiembre pasado, el licenciado Carlos Enrique Penalillo Pimentel (59) -tecnólogo médico del Seguro Social- realizó su donación número 66 en el Hospital Nacional Edgardo Rebagliati, un gesto de solidaridad y amor al prójimo que lo grafican como un ser humano excepcional al haber salvado y mejorado las condiciones de vida de cerca de 200 pacientes.

Con nostalgia, recuerda que su acción altruista empezó en 1991 tras enterarse que Esmeralda Olivencia, una vecina muy querida por su familia, padecía leucemia en estadio avanzado. En ese momento él, su esposa y su madre decidieron donar unidades de sangre, lo que le permitió sobrevivir 2 meses más, tiempo valioso que le permitió esperar a tres de sus seis hijos, que se encontraban en el extranjero y compartir con ellos sus últimos momentos de vida.

A 29 años de este suceso, Carlos Penalillo, quien labora en el área de Gestión de Calidad del Servicio de Medicina Transfusional del Hospital Rebagliati, señala que le reconforta mucho haber logrado este récord de donaciones y llevar esperanza y alegría a cientos de familias.

“Mi sangre es RHO + del Grupo Universal, es una suerte tener este tipo de sangre, porque puedo salvar a más vidas”, señala mientras recibe los primeros reportes de un nuevo lote de plaquetas que deberá supervisar con minuciosidad, para asegurar la exactitud y fiabilidad de los análisis.

Una unidad para tres vidas

Una sola unidad de sangre salva hasta tres vidas. El licenciado Penalillo, es hoy un donante fidelizado, es decir; repetitivo, continuo en casi tres décadas. Solo un episodio, ocurrido en el año 2014, impidió que donara sangre durante un año. A consecuencia de un accidente de tránsito, quedó inválido durante ocho meses, pero una vez recuperado al cien por ciento, tras sus terapias de rehabilitación, volvió a realizar esta noble acción con el entusiasmo de siempre.

“Quiero llegar a la población con este mensaje, las donaciones se deben hacer con oportunidad, hagámoslo antes de que pase algo, no esperemos a que ocurra [un accidente de tránsito, sismo, o que un pariente cercano o amigo necesite unidades de sangre para recuperar su salud]. Les pido no tener ningún temor, no les va a pasar nada. Lo positivo de esta pandemia es que nos volvió más empáticos y solidarios, pongámonos siempre en el lugar del otro”, agregó.

Requisitos
Por su parte, el jefe del Servicio de Medicina Transfusional del Hospital Rebagliati, Arturo Sagastegui, lo describe como un buen compañero, extremadamente detallista, con espíritu crítico, un profesional de alta especialización. 

“El trabajo en un Banco de Sangre es como estar en la NASA, requiere de precisión, de mucho cuidado, de verificar que no haya errores o en todo caso que sean mínimos, en esta labor está él (Carlos Penalillo) y lo hace con mucha dedicación, estamos muy contentos”, sostuvo.

El funcionario invocó a la población a donar sangre. Resaltó que para la recolección de las muestras se utiliza material descartable y se analizan con equipos de última generación. En lo va del año, en este establecimiento de salud, se han logrado recolectar cerca de cinco mil unidades de sangre de manera voluntaria y 15 mil por reposición.

Para donar es necesario gozar de buena salud, tener un peso mínimo de 55 kilos y tener entre 18 y 60 años. El Banco de Sangre del Hospital Rebagliati, atiende de lunes a sábado de 7:00 a.m. a 3:00 p.m.
Cabe mencionar, que, el tecnólogo médico, Carlos Penalillo Pimentel, cumplirá el próximo 19 de octubre, 33 años de servicio a la Institución, y el 01 de marzo celebrará 60 años de edad.