Press "Enter" to skip to content

Observación científica sobre estrellas ancianas y cercanas revela el trágico futuro de la Tierra y nuestro Sistema Solar

Planetas muertos, que en algún momento pudieron ser cómo la Tierra, siguen orbitando estrellas moribunda que se quedaron sin combustible o energía.

¿Qué nos depara el futuro cómo planeta? Es una pregunta que tiene muchas teorías y tras décadas de avances en investigaciones científicas, muchas certezas. Astrónomos y expertos en estudios sobre el universo han determinado lo que pasará, no solo con la Tierra, sino con nuestro Sistema Solar.

Para conocer lo que sucederá con el pequeño rincón del universo que ocupamos, científicos de la Universidad de Warwick, en el Reino Unido, han observado estrellas cercanas, a unos 90 años luz de distancia, que nos revelan el trágico futuro del Sistema Solar.

Estrellas que ya agotaron sus recursos, se quedaron sin energía o combustible, se vieron rodeadas por planetas muertos, que bien podrían ser como la Tierra. Eso, de acuerdo con los expertos, es el posible futuro de la Tierra, reseña Urban Tecno.

¿Por qué no lo confirman? Necesitan de mayores estudios para certificar que alguno de estos mundos moribundos sea rocosos como la Tierra.

La vida de estas estrellas masivas

Según la teoría general de nuestros científicos, el Sol debería tener 4,603 miles de millones años. Las dos estrellas que vieron los investigadores de la Universidad de Warwick calculan que las dos estrellas vistas superan los 10 trillones de años de existencia.

Son, hasta ahora, los desechos planetarios más antiguos encontrados por la ciencia, según reseña el portal Phys.org.

“Estamos encontrando los remanentes estelares más antiguos en la Vía Láctea, que están contaminados por planetas que fueron similares a la Tierra. Es increíble pensar que esto sucedió en una escala de 10 trillones de años, y que estos planetas murieron antes de la Tierra se formase”, dijo Abbigail Elms, autora principal del estudio

Fueron identificadas como WDJ2147-4035 y WDJ1922+023. Las dos estrellas se detectaron con la ayuda del Observatorio Espacial GAIA, de la Agencia Espacial Europea (ESA). En ambos casos están consumidas por el metal y en una de ellas registraron presencia de sodio, litio, potasio y carbono.
 

* Tomado de FayerWayer

Be First to Comment

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *