Press "Enter" to skip to content

Lo que dice el nuevo informe del Pentágono sobre los extraterrestres

El Pentágono reconoce que a pesar de sus explicaciones y conclusiones, probablemente continúe la desconfianza del público en el Gobierno en relación con este tema

Un informe del Pentágono, ordenado por el Congreso de EE.UU., concluyó que no hay evidencia de que el Gobierno haya estado encubriendo el conocimiento de tecnología extraterrestre. El documento de 63 páginas, publicado la refutación más extensa emitida por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos en los últimos años para contrarrestar las afirmaciones de que tiene información sobre visitas o tecnología extraterrestres.

El Pentágono (EE.UU.).AGF RM / Legion-Media

El material, presentado en un primer volumen, fue elaborado por la Oficina de resolución de anomalías de todos los dominios (AARO, por sus siglas en inglés). Allí se concluye que hasta la fecha no se ha descubierto ninguna evidencia empírica de que algún avistamiento de fenómenos anómalos no identificados (FANI) “representara tecnología de fuera del mundo o la existencia de un programa clasificado que no haya sido informado adecuadamente al Congreso”.

Objetos o fenómenos ordinarios

La investigación también reveló que “la mayoría de los avistamientos fueron el resultado de una identificación errónea de objetos y fenómenos ordinarios”. Asimismo, se subraya que aunque muchos informes de FANI siguen sin resolverse, “AARO evalúa que, si se dispusiera de datos adicionales y de calidad, la mayoría de estos casos también podrían identificarse y resolverse como objetos o fenómenos ordinarios”.

MERCURY PRESS / Legion-Media

Disminución de la confianza pública

El informe abordó igualmente la manera en que la evolución de la confianza del público estadounidenses hacia el Gobierno, reflejada por los datos de las encuestas, ha influido en la percepción actual de que Washington oculta información. Así, en 1958 el 75 % de los estadounidenses confiaba en que el Gobierno “haría lo correcto casi siempre o la mayor parte del tiempo”. Sin embargo, exponen que desde 2007 esa cifra no ha superado el 30 %.

Los analistas de AARO señalan que esta “falta de confianza probablemente haya contribuido a la creencia, por parte de algún subconjunto de la población estadounidense, de que el Gobierno de los Estados Unidos no ha sido sincero con respecto al conocimiento de naves extraterrestres“. Teniendo en cuenta esto, reconocen que es poco probable que el nuevo informe calme una creciente obsesión del público con los extraterrestres.

Ahora más que nunca

AARO subrayó que el tema de los FANI “está ahora más omnipresente que nunca en la cultura popular”. Resaltó que supera incluso las oleadas de interés público que se suscitaron a ese respecto durante la Guerra Fría, especialmente durante la década de 1950.

Entre las causas de ese incremento, responsabiliza a la velocidad y la ubicuidad de la información disponible a través de Internet. “La exposición frecuente al tema a través de las redes tradicionales y sociales ha aumentado el número de estadounidenses que creen que los FANI son de origen extraterrestre”, se lee en el documento.

“Aparte de los engaños y las falsificaciones, la desinformación es más frecuente y más fácil de difundir ahora que nunca, especialmente con las avanzadas herramientas actuales de fotografía, video e imágenes generadas por computadora”, detalla el informe de AARO.