Press "Enter" to skip to content

Dientes adultos vuelven a crecer gracias a medicamento experimental de científicos japoneses

Un nuevo proyecto médico desde Japón apunta a lograr que vuelvan a crecer los dientes de adultos con un tratamiento disponible para el 2030.

Un avance científico promete revolucionar la salud dental y tal vez hasta dejar a algunos especialistas sin trabajo, con un medicamento experimental que hace crecer de nuevo los dientes. Durante toda la vida hemos crecido bajo la necesidad de cuidar en extremo nuestra salud bucal, sobre todo al llegar a la etapa adulta, ya que en la infancia no importa tanto lo que le suceda a los denominados dientes de leche, que se pierden al crecer para dar paso a unos nuevos, más resistentes y “definitivos”.

Pero al convertirse en adulto mayor lo más natural es perder los dientes. Aunque eso estaría por convertirse en cosa del pasado gracias a un revolucionario proyecto científico que se enfoca en la regeneración y crecimiento de nuevas piezas dentales, exactamente como cuando éramos niños, lo que abriría un nuevo mundo de posibilidades para las personas de mayor edad que dependen de dentaduras postizas.

Usualmente los huesos tienen la capacidad de curarse y volver a crecer después de una fractura, pero los dientes no. Esto ha llevado a que millones de personas en todo el mundo sufran de una condición conocida en términos médicos como edentulismo, la falta de dientes. Sin embargo, un equipo de investigadores japoneses está desarrollando un medicamento que podría hacer realidad el sueño de volver a crecer dientes.

Desde Japón para el mundo: el medicamento que hace crecer los dientes

Un extenso reportaje del sitio nipón de Mainichi nos relata cómo se desarrolló este proyecto desde sus orígenes, donde los estudios previos se centraron en un anticuerpo llamado USAG-1, el cual se había demostrado que inhibía el crecimiento de dientes en animales como hurones y ratones.

En 2021, un equipo de la Universidad de Kioto descubrió un anticuerpo monoclonal que interrumpía la interacción entre el USAG-1 y las Proteínas Morfogenéticas Óseas (BMP), responsables del desarrollo de los huesos en los roedores. Fue este punto lo que sirvió como base para dar con la clave:

Un nuevo proyecto médico desde Japón apunta a lograr que vuelvan a crecer los dientes de adultos con un tratamiento de seis años.
Imagen: Mainichi | Un nuevo proyecto médico desde Japón apunta a lograr que vuelvan a crecer los dientes de adultos con un tratamiento de seis años.

“Sabíamos que suprimir el USAG-1 beneficiaba el crecimiento de los dientes, pero no sabíamos si sería suficiente. Los hurones tienen patrones dentales similares a los humanos, por lo que eran un buen modelo para estudiar este proceso”.

Es lo que señaló Katsu Takahashi, jefe de odontología del Hospital Kitano de Japón y coautor del estudio. Con base en estos resultados prometedores, donde literalmente comenzaron a crecerle dientes a los animales, se iniciarán ensayos clínicos en humanos a partir de septiembre de este año.

El estudio, que durará 11 meses, se centrará en 30 hombres de entre 30 y 64 años que hayan perdido al menos un diente. El medicamento experimental se administrará por vía intravenosa y no se han reportado efectos secundarios en estudios previos con animales.

El medicamento que hacer crecer dientes estaría a la venta para 2030

Si todo va bien, el Hospital Kitano de Osaka planea pasar a la siguiente etapa, donde busca administrar el tratamiento a niños de entre 2 y 7 años que hayan perdido al menos cuatro dientes. El objetivo final es tener un medicamento para el crecimiento de dientes disponible para todos en el año 2030.

Este avance podría tener un impacto significativo en la salud dental a nivel mundial. Si se confirma la eficacia y seguridad del medicamento, podría transformar la vida de millones de personas que han perdido dientes.

El potencial de este medicamento es enorme. Ya que podría ser la solución para cualquier persona que haya perdido dientes, ya sea por caries, lesiones o enfermedades, sin tener que recurrir a una prótesis.

* Tomado de FayerWayer

Be First to Comment

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *