Press "Enter" to skip to content

Día Mundial de la Salud Mental: escuchar a las personas sin criticarlas es recomendable

Los trastornos de salud mental son enfermedades que requieren tratamiento y no deben ser estigmatizadas

El Día Mundial de la Salud Mental se conmemora cada 10 de octubre, para crear conciencia en el mundo sobre la necesidad de cuidar la salud mental, promover la detección y recuperarla de los problemas que genera no atenderla.

La jefa del Servicio de Salud Mental del Hospital Nacional Arzobispo Loayza, Isabel Vásquez, manifestó que en primer lugar, uno de los principales problemas que tenemos como sociedad es la postura frente a los trastornos de salud mental. 
 
“Se suele menospreciar a los pacientes, y muchas personas, supuestamente sanas, los culpabilizan diciendo que si tienen ese problema es porque no se esfuerzan por resolverlo o porque no toman actitudes adecuadas”, señaló. 
 
Agregó que, cada persona entiende la fuerza de voluntad de manera distinta. Solo querer o tener el deseo de cambiar no basta para mejorar; la salud mental se basa también en la parte bioquímica y neuronal. 
 
Para la experta las personas que tienen trastornos mentales escuchan diversos pseudo consejos que les genera una mayor desesperación, preocupación, culpa y rechazo que trae consigo el alejamiento de los servicios de salud mental. 
 
Por ese motivo, Vásquez recomienda a las familias  respetar las emociones y sentimientos de los pacientes, escucharlos sin criticar y aconsejarles que busquen ayuda especializada lo más pronto posible. 
 
“Si queremos que la gente entienda los problemas de salud mental, tenemos que comprender que le pueden ocurrir a cualquiera, al más fuerte y preparado del mundo, al más querido y al mejor cuidado. No todos los trastornos mentales tienen la misma intensidad, pero todos merecen el mismo respeto”, indicó.
 
Salud mental y pandemia
 
Recalcó que la pandemia por el covid-19 ha tenido un gran impacto en la salud mental de las personas debido a la vivencia de los duelos. 
 
“La mayoría tiene dificultad para procesar las pérdidas que familiares y seres queridos a los que no pudieron llorar a tiempo, tampoco enterrar como se acostumbra, ni despedirlos como se debe”, acotó.
 
Vásquez refirió que al servicio de salud mental del hospital llegan peronas que buscan tratamiento por problemas de ansiedad y depresión. 
 
Cuando hay ansiedad la persona piensa que hay alguna amenaza en su vida a causa de una enfermedad, 
evento o un cambio concreto, explicó. 
 
La depresión, en cambio, es más que solo tristeza. Es anhedonia (la incapacidad de experimentar placer o dolor) que está acompañada de síntomas como problemas de memoria, apetito, motivación, problemas para dormir, que hacen que la persona no funciones, indicó la experta.
 
Finalmente, Vásquez resaltó que en el Día Mundial de la Salud Mental es importante recordar que no existe salud sin salud mental.  “Promovemos un componente que es indispensable para la salud en general; la salud mental y la física no existen por separado porque son un todo”.