Press "Enter" to skip to content

Cuarentena: conoce los riesgos por estar mucho tiempo sentado

En estos días de aislamiento social obligatorio y la extensión del periodo de cuarentena hasta el domingo 12 de abril como medida de prevención contra el coronavirus (Covid–19), es común estar mucho tiempo sentado y realizar poca actividad física, sin tomar en cuenta los daños que este sedentarismo genera en la salud.

Ambas situaciones pueden generar el aumento de dolencias en las piernas, principalmente entre la población adulta, personas de la tercera edad y aquellos que sufren de problemas vasculares.

Según reciente encuesta nacional urbana de Ipsos, a la pregunta: ¿qué actividades está realizando en el tiempo de aislamiento social obligatorio?, solamente el 16 % respondió que está haciendo ejercicios.

Iván Gutiérrez Romero, médico cirujano y flebólogo (especialista en venas), advierte que estar mucho tiempo sentado (con las rodillas flexionadas), genera que la sangre queda “estancada” en las piernas y permanece obstruida su natural retorno al corazón.

Cuando existen problemas de circulación venosa aparecen las varices y arañitas en las piernas o tobillos.

Y es que, estar sentado equivale a usar menos energía. Si permanecemos mucho tiempo en esa posición, pueden surgir una serie de problemas de salud ligados al aumento de la presión arterial, el azúcar en la sangre, el mayor exceso de grasa corporal alrededor de la cintura y la elevación del nivel de colesterol.

Gutiérrez dijo que, entre las personas que tienen males vasculares y permanecen muchas horas sentadas, se puede producir una trombosis venosa profunda, ya que la sangre liquida se transforma en estado sólido dentro de las venas, quedando detenido el torrente sanguíneo. 

“Por eso debemos estar en movimiento y si vamos a estar mucho tiempo sentado, por cada 30 minutos ponerse de pie unos tres minutos para ejercitar las piernas”, recomienda el director de la clínica Flebocenter.
Subir y bajar escaleras, acostarse en el suelo y simular el pedaleo de una bicicleta o caminar descalzos por unos 20 a 30 minutos al día, ayudará a mejorar la circulación sanguínea, liberar el estrés, fortalecer las articulaciones y ejercitar todos aquellos músculos que se encuentran en reposo por permanecer mucho tiempo sentados y con poca actividad física.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja en estos momentos de emergencia, cuidar la salud tanto física y mental con actividades físicas. Al día, los adultos unos 30 minutos y los niños 60 minutos. 

Además, mantener una dieta de comida saludable y nutritiva que ayude a fortalecer y funcionar el sistema inmunológico.