Press "Enter" to skip to content

¿Vivir en 9.5 m2? Conoce el departamento símbolo de la microvivienda en el Perú [video]

Propuesta de casa inteligente, cómoda, elegante y funcional se exhibe en Casacor 2024

Por Karina Garay Rojas de Agencia Andina

La escasez habitacional es un fenómeno global que se aprecia con mayor intensidad en las grandes ciudades, donde la arquitectura e ingeniería llevan el diseño a niveles nunca vistos, como lo demuestra el microdepartamento estrella del reciente Casacor: 9.5 metros cuadrados que lo tienen todo sin renunciar a la funcionalidad y el confort. ¿Cómo es esto posible?

La instalación cuenta con cocina, estación de café, sala, comedor, baño y un dormitorio con una cama de dos plazas, sin olvidar el ropero. Aunque parece prácticamente imposible albergar todo eso en menos de 10 metros cuadrados, la arquitecta Zoe Beteta lo ha conseguido. 
 
La arquitecta comenta que diseñaron el proyecto en tiempo récord, apenas dos semanas.  
 
“En Lima ya se están construyendo departamentos de entre 20 a 22 metros. Este mide la mitad. La idea era encontrar materiales que no fueran tan costosos, que nos ayudaran a resolver las necesidades también de confort y lo hemos logrado”, detalló la innovadora arquitecta que se ha hecho viral. 
 
En entrevista con la Agencia Andina, comentó que, aunque puede parecer imposible vivir en lugares tan reducidos, esta es una realidad a la que se enfrentan muchas personas en países de Asia, Europa o el mismo Estados Unidos. 
 
“Hemos adaptado el departamento a nuestra idiosincrasia. Por ejemplo, a diferencia de los baños en Japón, donde por lo general el lavadero está integrado al inodoro (uno encima del otro); o en Europa, donde la ducha forma parte del inodoro, aquí le hemos dado un espacio importante. Lo hemos adaptado a nuestra cultura (donde cada cosa ocupa un lugar separado)”. 

 
Como anécdota, relató que hace algunas semanas recibió en Casacor 2024 a una arquitecta peruana que reside en Nueva York, quien quedó sorprendida por la propuesta y le comentó que vivía en un departamento de un área similar, pero sin baño. 
 

¿Cuál ha sido el secreto?

 
Además de la inteligencia con la que han resuelto el desafío del mínimo espacio, la arquitecta ha tenido a su favor la altura del ambiente: 3 metros con 73 centímetros, que han sido usados sin desperdicio y separados en dos plantas. 
 

La altura del ambiente es una característica que ha jugado a favor del  diseño. 
 
La planta baja alberga todo a excepción del dormitorio, que se encuentra en la segunda planta. 
 
Abajo se encuentra la cocina con un lavadero, despensa a la vista, una cocina de vitrocerámica con dos hormillas y un gran horno de función múltiple. Todo integrado en un solo mueble. 
 
Hemos pensado en un departamento para una pareja minimalista, donde menos, es más. Al costado se encuentra una coffe station que ahora está de moda. En la parte inferior se ubica la parte de refrigeración y hay espacio para una lavaseca de 9 kilos”. 
 
Tanto la pared de la cocina como la de la estación de café está recubiertas con espejos. 
 

La estación de café juega con la ilusión de un ambiente más amplio gracias al espejo en la pared 
 
“Esta es otra estrategia 100% intencional, porque el espejo genera amplitud. En este caso lo hemos colocado en la cocina y en la sala de café, como ocurre en varios países de Europa, para que los ambientes se vean más amplios e iluminados. Si se quiere ganar luz, el espejo debe colocarse frente a tu punto de luz natural”. 
 
El departamento cuenta con un baño completo inspirado en los que se usan en aviones.
 
Tiene un inodoro suspendido, cuyo tanque está oculto en el muro de construcción; un lavamanos y una zona para bañarse con ducha teléfono. Un detalle importante es la puerta plegable para ganar espacio. 
 
El baño cuenta con el espacio suficiente para tener diversos servicios sin perder el confort
 
El comedor está adaptado para tres funciones: para una pareja sola, para recibir visitas y para adaptarse como mesa de trabajo. Tiene un tablero que se desdobla hasta para cuatro personas y puede guardarse como una mesa suspendida que hace las veces de escritorio.
 
Al costado del sofá de la sala, se encuentra el closet para guardar ropa y en la parte más alta colocar algunas maletas. 
 

Tiene segundo piso 

 
La habitación del departamento se encuentra en la parte superior, una especie de altillo al que se llega subiendo por una escalera de metal de color blanco. 
 
“Tiene una cama con un cabecero que incluso podría tener una tapa para seguir guardando cosas. Porque el mueble que la rodea es 2 metros 20 centímetros. Tiene libros y algunos artefactos decorativos. Hemos colocado un televisor de 43 pulgadas en este ambiente”, detalló la experta. 
 
El departamento está completamente automatizado para reducir la huella de carbono. “Todo se puede comandar desde el celular, ya sea para subir las cortinas de la casa, hasta prender el aparato de limpieza. Una casa inteligente”.
 
The Luxury of Living (el lujo de vivir)” es la filosofía que mueve a Zoe Beteta, responsable del microhabitat de 9.5 m2, en donde el lujo se encuentra en la excelencia del diseño y la funcionalidad óptima. 
 
Su obra arquitectónica ha cuidado el uso de la luz en cada rincón, buscando que siempre sea indirecta para generar una sensación de calma. De igual manera, ha logrado que las conexiones eléctricas se mantengan ocultas para conservar la estética del lugar. 
 

El dormitorio, en la segunda planta, tiene una cama de dos plazas. 
 
El departamento incluye materiales diversos: el piso es de SPC que resiste humedad, el baño tiene un porcelanato extralargo para facilitar la limpieza. Los muros se han revestido de melamine, papel decorativo o espejo. No hay nada blanco sólido, más que el marco de las ventanas que cuenta con un diseño especial para almacenar pequeñas plantas. 
 
La superficie de la cocina es una piedra sinterizada, MDI, que es antibacteriana y permite limpiarla fácilmente. El metal también está presente en algunos ambientes. 
 

Diseño en tiempo récord

 
“La idea siempre fue demostrar que, aunque uno tenga un espacio pequeño, se puede vivir de buena manera. Mucha gente vive en espacios reducidos y no le dan tanta importancia a la parte estética, olvidando que esta afecta al estado anímico que nos acompaña día a día”, relata la arquitecta, quien creó este pequeño universo en tiempo récord. 
 
“Fuimos el último estudio en entrar a Casacor. Las convocatorias salieron en noviembre y hemos ingresado formalmente la última semana de marzo. Casacor abrió sus puertas el 21 de mayo. En dos semanas hemos preparado tres proyectos. Este lugar iba a ser la despensa de la cocina amazónica. En dos semanas armamos el proyecto y lo ejecutamos en 3 semanas y media, donde hemos hecho la maratón de nuestras vidas, relató entre sonrisas.
 
En esta obra participaron 6 de los 8 miembros de Triskell_pe, su empresa integrada por arquitectos y diseñadores interiores, con 17 años de experiencia en el mercado.
 
“Esta es la primera vez que hacemos una cosa tan pequeñita. Todos los días recibimos gente pidiendo que hagamos este mismo diseño en su casa, nos piden el precio de la obra. Otros piensan que es un departamento piloto y desean comprarlo”, comentó satisfecha. 
 

Muchos visitantes destacan el ingenio para aprovechar el espacio, así como su calidez y funcionalidad 
 
Ha recibido a muchos visitantes extranjeros, a quienes no les sorprende el tamaño del lugar, pero si “la calidez y el confort del departamento”.
 
“La idea es que mucha gente venga a vernos para inspirarse y que las constructoras puedan sacarles el mayor provecho a los espacios, armar propuestas que generen valor para que cuando alguien viva en un espacio reducido, porque no tiene más opción de vivir allí, pueda hacerlo de la mejor manera, lo más digna posible”.
 
Comentó que en el Perú aún subsiste el temor de contratar servicios de construcción, remodelación o diseño de interiores porque se consideran inalcanzables. 
 
“Cuando viene un cliente, le digo yo soy como el doctor: averiguo qué le está aquejando, cuál es tu problema y de acuerdo con eso hago un diagnóstico. Cada proyecto es un mundo distinto, todos somos seres únicos, tenemos necesidades, gustos, formas de vivir distintas”.
 
Agrega que se debe desterrar la idea de que se trata de servicios impagables.
 
“Tenemos muchos clientes que llegan con un presupuesto determinado. Nuestro trabajo es ver qué se puede hacer con eso. A veces también trabajamos proyectos por etapas para prorratear los costos. Nuestro trabajo es resolver tus necesidades para que puedas vivir bien”. 
 

La obra combina diversos materiales, como el fierro empleado en la escalera hacia el segundo piso
 
Actualmente, hay cuatro empresas en el Perú que están construyendo departamentos de menos de 30 metros cuadrados, algunos de los cuales serán entregados el siguiente año y que abrirán una etapa de minivienda y microvivienda como se ocurre en otras latitudes. 
 
Si está interesado en conocer el microhábitat de 9.5 metros cuadrados descrito aquí, visite Casacor 2024, la emblemática feria de arquitectura, arte, diseño de interiores y paisajismo que se realiza cada año y que va hasta el domingo 7 de julio en el Puericultorio Pérez Araníbar, en Magdalena del Mar. La obra se encuentra en el pabellón C, segundo piso. 

Be First to Comment

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *