Press "Enter" to skip to content

Tenga mucho cuidado con los baños de florecimiento en tiempos de pandemia

El Minsa recomienda evitar prácticas como las “sopladas” con agua de flores y productos sin registro sanitario

El Ministerio de Salud (Minsa) pidió tener sumo cuidado con las pomadas y los brebajes utilizados en los baños de florecimiento por Año Nuevo, debido a que pueden causar desde intoxicaciones leves hasta problemas mayores en nuestro organismo que requieran atención médica.

El biólogo del Centro Nacional de Salud Intercultural (Censi) del Instituto Nacional de Salud (INS) Jorge Cabrera explicó que no deben usarse agua de siete iglesias, de cananga o de siete espíritus, pues contienen solventes como kerosene, alcohol metílico, entre otros insumos que se usan en esos brebajes y que podrían ser peligrosos para la salud.

Cabrera indicó que tampoco es conveniente recibir las famosas ‘sopladas’ con agua de flores, ya quepodrían mezclarse con las gotículas respiratorias de quien ofrece esos baños.

Algunas personas, además, usan otras sustancias que se aplican sobre la piel, supuestamente para llamar a la buena suerte. El problema es que no tienen registro sanitario ni fecha de vencimiento y constituyen un grave riesgo para la salud, acotó. 

El INS no alienta estas prácticas, pero para las personas que buscan rituales para ‘limpiarse espiritualmente’ a fin de atraer la buena fortuna, les exhortamos no ingerir brebajes ni aplicarse cremas de dudosa procedencia porque pueden provocar una reacción alérgica y problemas gastrointestinales”, sentenció. 

Flores y hierbas

Recomendó tener cuidado con los paquetes de flores y hierbas con los que se hacen los baños de florecimiento, y buscar flores frescas conocidas por la población, debido a que las embolsadas y secas no pueden determinarse qué plantas son y podrían estar contaminadas.

“Las plantas mayormente se reconocen a través de su flor completa. Cuando están mezcladas con hojas, tallos y, además, lucen secas, no podemos identificarlas. Como toda sustancia orgánica, luego de cosechadas necesitan un tratamiento adecuado, pues pueden contaminarse con hongos o bacterias”, señaló.

Exhortó a las familias a no practicar el baño de florecimiento en niños, embarazadas y adultos mayores, “seamos responsables con nuestra salud”, remarcó.   

Las declaraciones fueron ofrecidas en el jardín botánico del INS, donde el maestro Alberto Layme, especialista en baño de florecimiento tradicional, hizo una demostración respetando las costumbres de uso tradicional peruano.