Press "Enter" to skip to content

Rutas de Lima: alza en tarifa de peajes regirá desde el 30 de enero

A partir del martes 30 de enero del 2024 entrará en vigencia el incremento a S/ 7.50 del precio de los peajes en la Panamericana Norte y Panamericana Sur, informó Ives Becerra, gerente legal de la concesionaria Rutas de Lima.

Becerra señaló esta mañana en RPP que el aumento de la tarifa, un sol  más con respecto al año anterior, comprende al peaje Chillón, en la Panamericana Norte, y al Centro de Recaudación Pucusana, en la Panamericana Sur.

Este anuncio, indicó, se realiza cumpliendo con la obligación contractual de informar a los usuarios con al menos diez días de anticipación sobre la fecha exacta en que comenzará a regir la nueva tarifa. 

Qué razones argumenta la empresa

En un oficio difundido por los medios de prensa, la institución explicó días atrás que el último reajuste de los peajes fue aplicado en febrero del 2022, basado en la inflación acumulada hasta el 31 de diciembre del 2021. Mientras que el reajuste aplicado el presente año se ha hecho tomando en cuenta la inflación acumulada del 2022 y 2023, que suma 12%.

Señalaron que Rutas de Lima es una concesionaria cuya inversión es 100 % privada y que el peaje constituye la única fuente con la que recupera las inversiones efectuadas bajo el contrato de concesión.

Estas inversiones comprenden el desarrollo de infraestructura, labores de operación, mantenimiento, conservación, seguridad, limpieza, atención al usuario, entre otras, además de cumplir sus obligaciones con sus trabajadores y con los acreedores garantizados permitidos, señaló la empresa.

El reajuste más bien se retrasó “por razones no atribuibles a Rutas de Lima, lo que viene causando afectaciones diversas que no son posibles de sostener indefinidamente. Como consecuencia, el peaje para el 2024 asciende a S/ 7.50”, añadió la empresa.

La Municipalidad Metropolitana de Lima se ha manifestado en contra de esta decisión indicando además que la empresa factura cerca de 140 millones de dólares al año y pese a ello su inversión en obras viales en la Panamericana Norte y Sur es nula, perjudicando a la población vulnerable de Puente Piedra, Comas, Santa Rosa, Lurín, Pachacámac y otros distritos