Press "Enter" to skip to content

¡Lo mejor de lo mejor! ¿Por qué Cusco es uno de los mejores destinos culturales del 2024?

En el concurso Travellers’ Choice que otorga la prestigiosa plataforma virtual internacional de viajes Tripadvisor

Cusco siempre figura entre los destinos ideales para visitar alrededor del orbe y obtiene importantes reconocimientos internacionales, como el obtenido recientemente en la categoría Mejor Destino Cultural del mundo, en la distinción “Lo mejor de lo mejor” de los premios Travellers’ Choice 2024 que otorga la prestigiosa plataforma virtual internacional de viajes y turismo Tripadvisor.

Esta plataforma recoge opiniones de millones de viajeros de todo el orbe en torno a determinados destinos y negocios del sector turístico alrededor del planeta.  
 
 
Cusco es sinónimo de seducción turística y su mágico encanto atrae a los viajeros de todo el mundo que desean conocer o regresar más de una vez a este destino que ofrece una excelsa riqueza cultural, histórica, arqueológica, urbanística, paisajística, gastronómica y muchos otros atributos que garantizan una experiencia de visita inolvidable.
 
 

 
“La majestuosidad inca y el barroco andino coexisten en las calles empedradas de Cusco, cuyo ejemplo más representativo son el palacio de Qoricancha y la iglesia de Santo Domingo que flanquean la Plaza de Armas. En este crisol a gran altitud de cultura amerindia y mestizaje, encontrarás tejidos extraordinarios, alegres festivales de verano y maravillas arqueológicas”, reseña Tripadvisor sobre la Ciudad Imperial.
 

 
Según los seguidores de Tripadvisor y electores de los destinos “Lo mejor de lo mejor” de los Premios Travellers’ Choice 2024, el destino Cusco es estupendo para actividades como visitas arqueológicas guiadas, tours históricos, tours de excursionismo y para entretenimiento al caer la noche.
 
 

Cusco, la Ciudad Imperial y Capital Arqueológica de América

 
La también llamada Ciudad Imperial por haber sido la urbe más importante del Tahuantinsuyo o imperio inca, se ubica a 3,400 metros sobre el nivel del mar y está ubicada en un fértil valle alimentado por varios ríos en el corazón de los Andes centro-sur peruanos de Sudamérica. 
 
 
En 1933 la ciudad de Cusco fue declarada Capital Arqueológica de América, mientras que en 1978 fue reconocida como Herencia Cultural del Mundo, y el 9 de diciembre de 1983 ingresó a la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco.
 
 
Bajo el gobierno del inca Pachacútec, en el siglo XV, la ciudad de Cusco fue rediseñada y remodelada después de un proceso de ocupación preinca de más de 3,000 años, y se convirtió en la capital del Imperio Inca o Tahuantinsuyo, que cubría gran parte de Sudamérica, entre los siglos XV y XVI d.C.
 
 
La ciudad de Cusco se desarrolló como un complejo centro urbano con distintas funciones religiosas y administrativas perfectamente definidas, distribuidas y organizadas. Los edificios religiosos y gubernamentales estuvieron acompañados de las moradas exclusivas para familias reales, conformando un conjunto urbano simbólico sin precedentes, que muestra una tecnología de construcción en piedra con propiedades estéticas y estructurales excepcionales, como el Templo del Sol o Qoricancha, el Aqllahuasi, el Sunturcancha, el Kusicancha y una serie de edificaciones de muy fina terminación que configuran el recinto inca como una unidad indivisible del urbanismo inca.
 
 
La ciudad noble estaba claramente aislada de las áreas claramente delimitadas para la producción agrícola, artesanal e industrial, así como de los barrios circundantes.
 
 
Con la conquista española en el siglo XVI, se conservó la estructura urbana de Cusco y se construyeron templos, monasterios y casas señoriales sobre la ciudad Inca.  En su mayoría fueron de estilo barroco con adaptaciones locales, que crearon una configuración mixta única y de alta calidad que representa la yuxtaposición y fusión inicial de diferentes períodos y culturas, así como la continuidad histórica de la urbe.
 
 
El notable sincretismo de la ciudad es evidente no solo en su estructura física sino también en la expresión artística del Virreinato. De esta manera, se convirtió en uno de los centros de creación y producción de arte religioso más importantes del continente. También es importante por las costumbres y tradiciones de su población, muchas de las cuales aún conservan sus orígenes ancestrales.
 
 
Según el Plan Maestro del Centro Histórico de Cusco 2018-2028, este espacio cuenta con 384 inmuebles que presentan un valor monumental, de los cuales 92 han sido declarados Patrimonio Cultural de la Nación.
 
 
El Palacio Municipal del Cusco, la Casa del Inca Garcilaso de la Vega, el Teatro Municipal, entre otros recintos históricos, cuentan con el Escudo Azul de la Unesco, emblema internacional que permite la protección y conservación del patrimonio monumental y arquitectónico de esta ciudad surandina.