Press "Enter" to skip to content

La Academia de Líderes Católicos ha concluido con éxito su primera escuela de líderes en el corazón de la Amazonía Peruana

Esta iniciativa sin precedentes tuvo lugar del 29 de enero al 2 de febrero, en los Vicariatos de San José del Amazonas y de Pucallpa, en colaboración con la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, la Universidad Finis Terrae de Chile y ACN Internacional. La formación se llevó a cabo en tres modalidades dirigidas a profesionales docentes, adultos y escolares.

Durante tres días, del 29 al 31 de enero, en la localidad de Iquitos, situada en plena Amazonía peruana, se realizaron simultáneamente dos escuelas. Una de ellas estuvo dedicada a la formación de más de 100 docentes del Vicariato Apostólico de San José, una zona donde muchos profesores deben cruzar el río Amazonas para impartir clases. La segunda escuela fue exclusiva para jóvenes de la escuela Padre Colegio Severino Deshaies (Aucayo), ubicada en una zona de difícil acceso a la que solo se puede llegar a través del río Amazonas en bote.

En la ciudad de Pucallpa del 31 de enero al 2 de febrero , se llevó a cabo la Escuela de Líderes para Adultos y Escolares, congregando a aproximadamente 60 personas interesadas en recibir formación en temas fundamentales como la dignidad humana, los derechos humanos y la promoción de una cultura del encuentro. Además, participaron en talleres enfocados en el trabajo en equipo y el uso responsable de las redes sociales. Ambas escuelas utilizaron el DOCAT como documento de trabajo, lo que les permitió profundizar en los conocimientos de la doctrina social de la Iglesia de manera más exhaustiva.

Claudia Zarzosa, subdirectora de la Academia, compartió su impresión sobre esta experiencia destacando su carácter impactante: “Sin duda, esta vivencia ha sido extraordinaria, permitiéndonos reafirmar el compromiso de la Academia Internacional de Líderes Católicos con el mensaje del Papa Francisco, el cual nos insta a dirigirnos hacia las periferias para asistir a las comunidades más necesitadas. A través de un esfuerzo conjunto, la academia ha desplazado su labor desde distintas regiones para abocarse a la formación, enriqueciéndola con valores intrínsecos a nuestra doctrina social de la Iglesia. Nos esforzamos por llevar la esperanza y el mensaje del Evangelio, fortaleciendo los liderazgos en los sectores más desfavorecidos. En estos contextos, es crucial el compromiso de cada ciudadano en la protección del medio ambiente y en la salvaguarda de la riqueza cultural y diversidad que los distingue. La academia renueva su compromiso con estas poblaciones necesitadas y, personalmente, extraigo de esta experiencia un aprendizaje invaluable. Descubrir esta realidad me hace reflexionar sobre el mensaje del Evangelio dirigido a los más humildes y desposeídos, donde reside la mayor esperanza, alegría y el deseo de buscar la verdad para ponerla en práctica. Me despido de esta experiencia llena de gratitud, satisfacción y orgullo al constatar el compromiso de hombres, mujeres y jóvenes en mi país con el futuro y la promoción del bien común”.

Luis Ernesto Gutiérrez, director de Escolares Lima, compartió su satisfacción y reflexiones sobre el trabajo realizado: “Me encuentro complacido con el trabajo llevado a cabo, el cual ha sido realizado con esmero y dedicación. Esta ha sido una gira verdaderamente excepcional, marcada por el arduo esfuerzo y el testimonio de cada uno de los participantes. En el transcurso de esta experiencia, hemos vivido la sinodalidad en la misión, permitiendo que cada individuo aporte desde sus propias fortalezas. Es digno de destacar la respuesta positiva y la excelente organización tanto del Vicariato Apostólico de San José del Amazonas como del Vicariato Apostólico de Pucallpa. Presenciar la dinámica comunidad en movimiento, con múltiples grupos que se han unido y deseado participar en la Escuela de Líderes Católicos, tanto adultos como adolescentes, ha sido extraordinario. Nos hemos considerado meros instrumentos, dispuestos a ser portavoces de un mensaje, y ha sido gratificante observar la respuesta, la acogida y, sobre todo, el deseo de que este trabajo continúe. Expreso mis felicitaciones a todos aquellos que han hecho posible esta exitosa gira y acompañamiento de la Escuela de Líderes Católicos, y animo tanto a nuestros visitantes extranjeros como a los locales a que la escuela siga creciendo y difundiendo el magisterio de la Iglesia, comprometiéndose en la búsqueda del bien común”.

Juan Pablo Faúndez, presidente del Consejo Académico, compartió su visión sobre esta experiencia: “Ha sido una experiencia maravillosa todo lo que hemos realizado en esta escuela y anteriormente en nuestro trabajo en Iquitos. Vamos con el corazón lleno de alegría por haber anunciado la buena noticia del evangelio, el carisma, habiendo proclamado los fundamentos, los valores, los principios y la forma de concretar la misión de la Iglesia en nuestra realidad contemporánea, en estas localidades tan necesitadas, como hemos constatado. Es crucial que este anuncio no se quede en una mera teoría, ni en perfecciones abstractas, sino que realmente se pueda materializar en este lugar, en esta zona de la Amazonía. Por lo tanto, hemos sembrado y ahora será el Señor quien, junto con las escuelas de líderes de esa zona, tendrá que seguir trabajando para que dé fruto a toda esta región”.

Para Mariano de la Maza, ex decano de filosofía de la Pontificia Universidad Católica de Chile, esta experiencia significó una oportunidad única: “Esta fue la oportunidad de conocer realidades muy diferentes a las que tenemos en Chile. Comunidades en la Amazonía, comunidades de diversas etnias, jóvenes, profesionales, maestros. Hemos podido intercambiar y compartir nuestros conocimientos, recibir el cariño, la simpatía, la confianza que han depositado en nosotros al aceptar que los acompañemos en estos días y nos enseñen a su manera las cosas que viven, sus experiencias. Es algo muy reconfortante y feliz poder conocer esta realidad y ver cómo participan, cómo se sienten estimulados y emocionados por las cosas que hemos compartido en estos días”.

En la zona de Iquitos, Nimia del Pilar Gonzales Bocanegra, directora de la ODEC, expresó su gratitud por la oportunidad brindada: “Hemos colaborado en la organización y ejecución de esta destacada escuela de líderes católicos aquí en Loreto, específicamente en Maynas. Hemos convocado a los docentes, quienes participan con entusiasmo en este gran proyecto de formación de líderes católicos desde las escuelas del Convenio San José de la Amazonia. Estamos profundamente agradecidos y fortalecidos por esta experiencia. Reconocemos que esto nos ayudará a continuar con nuestra misión evangelizadora, conscientes de que nuestros niños y jóvenes serán los primeros en recibir este proyecto como una guía para sus vidas y como una iniciativa transformadora para la sociedad en su conjunto”.

En la zona de Pucallpa, Andrés Soria, un joven que participó en la Escuela de Líderes Escolares, expresó su agradecimiento por la experiencia: “La vivencia durante este tiempo compartido con mis compañeros fue sumamente gratificante. Nos llevamos numerosas lecciones y aprendimos muchas cosas valiosas. Queremos expresar nuestro agradecimiento a cada uno de los maestros por compartir con nosotros tanto conocimiento durante estos días”.

La Academia Internacional de Líderes Católicos, presente en 40 diócesis de América Latina, Estados Unidos y España, ha capacitado a más de 35 mil exalumnos mediante programas tanto presenciales como virtuales. Esta reciente incursión en la Amazonia es un testimonio de su compromiso constante con la formación integral y la difusión de la Doctrina Social de la Iglesia en diversas realidades pastorales.

Be First to Comment

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *