Press "Enter" to skip to content

Huella verde: conoce el proyecto que sembró un millón de árboles nativos en Cajamarca

Iniciativa de entidades públicas y empresa privada beneficia a 60 comunidades con forestación

Un total de 60 comunidades cajamarquinas fueron forestadas con más de un millón de árboles de diversas especies a través del proyecto “Huella Verde” que promueve un colectivo de instituciones públicas locales y empresa privada.

La iniciativa surgió el 2021 proyectando como meta la plantación de un millón de árboles al 2025, en los distritos de Baños del Inca, Cajamarca y La Encañada, provincia de Cajamarca; y en comunidades de las provincias de San Pablo y Hualgayoc.

El objetivo del millón de árboles se cumplió antes de la fecha establecida. El último viernes 5 de abril, el colectivo institucional logró plantar Un millón 16,902 árboles de especies como pino patula y radiata, aliso, capulí y taya en las jurisdicciones mencionadas.

Alex Villanueva Spelucín, director ejecutivo de Foncreagro – organismo corporativo de la minera Newmont Yanacocha -, informó a la Agencia Andina que al cumplir la meta planteada el 2021, las instituciones han asumido un nuevo reto de plantar medio millón de árboles más al 2025.

La plantación de especies se hace de acuerdo a la disponibilidad de áreas y condiciones de cada jurisdicción. “Algunos distritos tienen mayor potencial para la forestación como La Encañada o Bambamarca en la provincia de Hualgayoc”, acotó.

Villanueva resaltó la participación de las instituciones como el Gobierno Regional Cajamarca, Serfor, Adefor, Universidad Nacional de Cajamarca, Colegio de Ingenieros, INIA, Senasa, Red de Voluntariado Ambiental, municipalidades de Cajamarca, La Encañada y Los Baños del Inca.

“Todos hemos sumado esfuerzos ya sea con recursos, insumos, plantas y equipos técnicos. El proyecto ha movilizado a estudiantes universitarios, voluntarios ambientales, equipos técnicos de los municipios, agencias agrarias, entre otros”, afirmó el director de Foncreagro.

“Huella Verde” es una iniciativa colectiva de forestación que busca contribuir a la lucha contra el cambio climático, promoviendo la conservación de la biodiversidad local y el aprovechamiento de la madera y el cultivo de hongos, beneficiando a 700 productores.

Los bosques cumplen un rol importante en la mitigación del cambio climático, ya que los árboles al crecer absorben el dióxido de carbono de la atmósfera, contribuyen a mejorar los suelos, facilitan la infiltración del agua de lluvia, enriqueciendo el acuífero; además de favorecer la preservación de la biodiversidad.

“El trabajo conjunto con cada una de las instituciones ha sido fundamental para superar la meta del millón de árboles. Estoy convencido de que seguiremos en ese camino, trabajando en alianza por el desarrollo forestal de Cajamarca”, dijo Villanueva, al incidir en la plantación de 500,000 árboles más hasta el próximo año.