Press "Enter" to skip to content

Cuando la prensa es irresponsable

Desagravio y descargos de Víctor Quijada

La experiencia que me dejó esta última campaña electoral como candidato no fue la mejor porque me hicieron guerra sucia, periodistas del portal Wayka me  acusaron indebidamente de la forma más baja y cobarde, ese portal es portal manejado por la izquierda denominada caviar con vínculos a Nuevo Perú, Partido Morado y Perú Libre.

Sin denuncia previa y prueba alguna me sindicaron de ser acosador y hasta de haber amenazado de muerte, cuando no existe, ni existió ninguna denuncia penal, acusación, investigación, sentencia, en mi contra sobre esas materias, cuando está prohibido publicar datos personales, chats, audios sin el consentimiento de las partes, sin verificar la identidad, como éstas deben estar completas, son de carácter privado, lo que constituye diversos delitos.

Las supuestas agraviadas nunca dieron la cara, todas mayores de edad, lo peor de todo a ninguna las conozco personalmente ni por redes, ni por ningún medio, el único fin de inventar todo esto fue el económico y político, todas estas peruanas son simpatizantes del Nuevo Perú y el Partido Morado.

Usaron el Portal Wayka dirigido por un simpatizante del chavismo para publicar hechos que no son verdad y agraviarme a mí como a mí familia, utilizando “trolles” y militantes de la izquierda desde sus redes, para difamarme, compartir esa publicación, insultarme y amenazarme, bloqueándo inclusive mis redes sociales hasta el día de hoy.

Estos delitos que cometieron son difamación agravada, falsedad genérica, violación a la intimidad, uso indebido de archivos computarizados, tráfico ilícito de datos y suplantación de identidad, cuyas penas sumadas llegan hasta los 25 años de cárcel; presentadas ante el 22º Juzgado Penal de Lima, el 1er Despacho de la Fiscalía de Ciberdelincuencia y el 3er Despacho de la Quinta Fiscalía.

Inclusive se presentó denuncias ante el Colegio de Periodistas de Lima, del Perú y Consejo de la Prensa, por violación a la ética profesional y denuncia por ejercicio ilegal de la profesión, sancionado hasta con cuatro años de cárcel, ante 1er Despacho de la Segunda Fiscalía, porque las periodistas del referido portal no se encontraban colegiadas y habilitadas para ejercer. Sumando entre todos los delitos cometidos dan una pena hasta de 29 años de cárcel, todo con una finalidad de desprestigiarme, dañarme y con un fin político.

Yo no renuncié a mi candidatura, yo no les tengo miedo, la población me apoyo y debo aclararles a mis enemigos que yo soy un hombre valiente, y que sus acciones solo demuestran el miedo que tienen a que alguien capacitado y sincero llegue al poder.

La noticia de que me retiraron del Partido Nacionalista es totalmente falsa, mi inscripción estuvo vigente hasta luego de las elecciones, el 03 de junio del 2021 renuncié a dicha agrupación conforme a cómo puede verificarse del ROP.


Actualización:

Con fecha 21 de septiembre del 2021 interpuse denuncia penal por difamación ante el 2do. Juzgado Penal Unipersonal de la Molina y queja ante el Tribunal de Ética del Consejo de la Prensa contra el Portal Wayka, el grupo El Comercio, el Grupo La república, el Partido Nacionalista, y otros, por el comunicado nocivo que expusieron que versan sobre mentiras, porque yo no tengo ni tuve, investigaciones, procesos, sentencias, en el ámbito penal sobre acoso o violencia contra las mujeres.

Con fecha 09 de noviembre del 2021 interpuse denuncia penal ante el Tercer Despacho de la Tercera Fiscalía Corporativa Penal de Lima y queja ante el Tribunal de Ética del Consejo de la Prensa, contra el Portal Wayka y las responsables que inventaron todo este daño contra mi persona, encontrándose que para que la publicación difamatoria sea difundida en redes y medios se pagó S/. 50.00 soles por persona a trolles, por la comisión de delitos de violación a la intimidad, uso indebido de archivos computarizados, falsedad genérica, falsificación de documentos, estafa, tráfico ilegal de datos, suplantación de identidad, que sumadas las penas dan más de 35 años, pero esta es la pena máxima en el Perú.

Se tendrá que responder quién financio este ataque cibernético sin sentido, colgando conversaciones de carácter privado y falso, atribuyendo que una simple conversación o diálogo con alguna mujer es acoso sexual, con mayor razón cuando muchas de éstas piden dinero, cuando una conversación se dio con su consentimiento o aun si estas conversaciones se dieron en el ámbito de alguna red social que busca la socialización y en otras la amistad o pareja.

* Elpresente artículo y la información contenida son de responsabilidad del autor. Altavoz no se responsabiliza por las opiniones vertidas en el mismo.