Press "Enter" to skip to content

¿Cómo llegan emocionalmente los niños y adolescentes a las clases presenciales?

Ante el inicio del Año Escolar 2022, es prudente detectar el posible impacto de la pandemia

La pandemia del covid-19 ha generado en los niños y adolescentes un retraso en sus habilidades sociales, específicamente en la socialización, algo esencial en el desarrollo humano. Esto ha desencadenado problemas asociados a la ansiedad, miedo, angustia, desgano y sensación de soledad.

Esta advertencia la hizo la doctora Vanesa Herrera, médico psiquiatra y psicoterapeuta del Centro de Investigación en Salud Mental de la Universidad Cayetano Heredia, en entrevista con el programa Saludable Mente de Andina canal online.
 
 
La experta dijo que las niñas, niños y adolescentes son quienes se han visto más afectados emocionalmente en los últimos dos años, al haberse alejado de ese espacio social fundamental que es el colegio.
 
“El impacto de la pandemia sin duda ha generado retrasos, no sólo en los logros educativos o académicos de nuestros niños, que son evidentes, sino también ha generado un retraso en sus habilidades sociales”, mencionó la especialista.
 
Es posible, añadió, que los chicos sientan miedo a separarse de los padres, aunque la ansiedad de separación o miedo al abandono es muy comprensible ante un nuevo escenario.
 
“La ansiedad a esa edad se manifiesta de muchas maneras. Puede ser con un llanto fácil, puede ser incluso mojando la cama, rabietas, falta de hambre o simplemente no querer ir al colegio o hacer allí una pataleta”.
 

No al castigo físico ni verbal

 
En cualquier caso, sostuvo Herrera, no es prudente aplicar castigo físico ni verbal. “Debemos evitar las descalificaciones y entender que esto es un proceso, que cada niño o niña va seguir a su ritmo. Si yo estoy anticipándome negativamente, voy a transmitir eso a nuestros hijos. Entonces mantengamos la calma y conversemos entre padres para no entrar en contradicciones”.
 
Pidió a los padres hacer un mayor esfuerzo en este punto. “Si papá o mamá están ansiosos, esa ansiedad se la pasaremos a nuestros hijos sin darnos cuenta. Entonces es importante mantenernos relajados y conectados desde la esperanza o desde cualquier emoción positiva”.
 
presenciales
 
Por otro lado, los niños que ya han tenido una experiencia escolar presencial y que se vio detenida, tendrán un recuerdo de sus amigos y mantendrán un anhelo por el reencuentro, sostuvo la terapeuta.
 
“Volver a reencontrarse con sus amigos será un anhelo porque, tal vez, el adolescente ha estado muy solo en casa y necesita juegos de pares. Entonces yo sugeriría que motivemos esa alegría, de la posibilidad de encontrarnos, con las medidas de seguridad necesarias”.
 

Adolescencia

 
Un punto aparte dentro de este tema, manifestó Herrera, es lo concerniente a los adolescentes, quienes han presentado problemas desde la falta de una fiesta o viaje de promoción hasta, incluso, perder a sus padres.
 
“Han llegado a consulta adolescentes que han perdido amigos, han perdido a sus padres y que no han podido experimentar esos primeros enamoramientos que se dan en el entorno escolar. Los papás no deben minimizar estos temas porque son los más relevantes en el mundo anímico y emocional de los adolescentes”.
 
Frente a esta situación, que incluyen cambios físicos, como la presencia de los primeros granos, aumento o disminución de peso o interés en la vestimenta, los padres deben hablar de todo ello sin prejuicios, sin juzgar, con afecto, con una comunicación auténtica, saludable y respetuosa”, aconsejó la especialista.