Press "Enter" to skip to content

Barrios Altos: 16 unidades de bomberos intentan controlar incendio en almacén de juguetes

Con gran esfuerzo, 16 unidades de bomberos intentan controlar un incendio de grandes proporciones en un almacén de juguetes, ubicado en la cuadra 6 de Coronel Zubiaga, en Barrios Altos.

El siniestro, de código tres, se inició ayer alrededor de las 11 de la noche, y ha dejado varias familias damnificadas, las cuales tuvieron que ser evacuadas del lugar. 

Pese al trabajo intenso durante toda la madrugada, los bomberos aún siguen sofocando algunas lenguas de fuego. 

Lee también: Ayuno rutinario: ¿es beneficioso o solo está de moda?

El Comandante Rafael Loza, jefe de la IV comandancia de Lima Centro, detalló que el incendio afectó 10 viviendas ubicadas alrededor del almacén con juguetes procedentes de China.

“Se ha trabajado durante toda la noche. Se trataría de un almacén de juguetes, aparentemente un almacén donde se comercializan importaciones. Hay muchos productos dentro de cajas, mucho material de plástico”, detalló el comandante Loza en entrevista con Tv Perú. 

Manifestó que muchas personas sufrieron síntomas de asfixia y por esa razón fueron evacuados.

Lee también:  Uso indiscriminado de redes sociales podría afectar salud mental de niños y adolescentes

“Estamos utilizando la red pública de agua, a través de hidrantes. Trajimos cisternas de agua tanto de Sedapal como del Cuerpo de Bomberos. Hemos estado abasteciendo con autobombas a las escalas telescópicas que han hecho la labor de reducir el volumen de fuego para permitir el ingreso del personal hasta donde se ha podido”, manifestó el  jefe de la IV comandancia de Lima Centro. 

Agregó que el incendio no ha podido ser controlado hasta el momento debido a que el techo del almacén se había fundido con los productos inflamables que se guardaban en el lugar. 

“Se ha formado como un solo bloque duro. Cuando lo removemos con las hachas, le entre oxígeno y el calor que está en el interior comienza a incendiar nuevamente el almacén. Por eso que seguimos toda la noche removiendo y avanzando con extinción”, refirió.   

Alrededor de 80 personas trabajan en este momento en el inmueble de 300 metros cuadrados.