Press "Enter" to skip to content

Alerta en los Andes: el nevado Huaytapallana ha perdido más del 70 % de su masa glacial

Impactará en la provisión de agua la ciudad de Huancayo y se teme desembalse de nuevas lagunas

Un llamado de alerta lanzó el Instituto Nacional de Investigación en Glaciares y Ecosistemas de Montaña (Inaigem) al advertir que la cordillera Huaytapallan en la región Junín ha perdido el 72 % de su masa glaciar debido al cambio climático ante la acumulación de contaminantes atmosféricos como el hollín que afectan los ecosistemas de la zona.

La situación es de alta preocupación debido a que el Huaytapallana colinda con el drenaje de ácido de roca así como la formación de nuevas lagunas que avivan el temor de desembalses además del impacto del recurso hídrico del que depende la ciudad de Huancayo, capital de la región Junín.

Al respecto, Vladimir Yáñez Rodríguez, titular de la Gerencia Regional de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente, de la región Junín, declaró que se busca enfrentar dicho problema con proyectos de inversión.

Indicó que la pérdida de glaciares es un tema de alta preocupación y que se ha propuesto la creación de una Dirección Especializada en Recurso Hídricos para generar proyectos sostenibles con miras al año 2050.

De acuerdo al informe del Inaigem desde el año 1962 al 2020, los andes peruanos han perdido el  56.2% de su masa glaciar y en el caso de la cordillera Huaytapallana la pérdida de su masa es del 71.6%, lo cual es una situación bastante crítica.

El Instituto Nacional de Investigación en Glaciares y Ecosistemas de Montaña (Inaigem), organismo adscrito al Ministerios del Ambiente (Minam), mediante el “Proyecto Carbono Negro” realiza monitoreo de la cordillera Huaytapallana, a fin de determinar el estado situacional del glaciar debido a la acumulación de los contaminantes atmosféricos como el hollín y el cambio climático, que afectan sus  ecosistemas.

Al respecto cabe señalar que la dinámica glaciar se estudia con equipos especializados que permiten realizar mediciones en el aire y en la superficie glaciar. 

Para el primer caso (aire), se observa las fases de la precipitación, la temperatura del aire, la humedad, y las concentraciones de contaminantes atmosféricos. 

En el caso de la superficie glaciar, se realiza mediciones mensuales para observar la densidad de la nieve y su profundidad, la acumulación de materiales como el hollín producto de la actividad humana (quema de pastizales y de desechos agrícolas, contaminación del parque automotor), lo cual tienen un impacto negativo al provocar un derretimiento acelerado del glaciar.

La nieve es una de las principales variables influyentes durante el proceso de acumulación de un glaciar pues actúa como un reservorio temporal de agua en forma sólida, desempeñando un rol importante en el volumen de agua en las cuencas altas. La nieve al ser un manto blanco, actúa como un aislante térmico para el campo de hielo.

Con este estudio a cargo del Inaigem, se genera información para que las entidades involucradas puedan adoptar las medidas necesarias a fin de proteger a la población ya que una rápida desglaciación anticipada generada por la disminución de la cantidad de nieve eventualmente genera impacto en el recurso hídrico.

La escasez de nieve tiene implicaciones significativas para el estado de los glaciares, ya que, al estar expuesta sin cobertura de nieve, el campo de hielo absorbe más energía solar, y en consecuencia experimenta un derretimiento.

La cordillera Huaytapallana, es una cadena montañosa de la región central del Perú que se extiende unos 20 km en dirección norte-sur por el territorio del departamento de Junín.

Está protegida como parte del Área de conservación regional Huaytapallana desde 2011.? Se encuentra en el departamento de Junín, provincia de Huancayo y su elevación es de 5,557 metros sobre el nivel del mar.