Press "Enter" to skip to content

Un muerto y 21 heridos en un tiroteo en Kansas City durante festejos por la Super Bowl

En el marco de la investigación indica que el tiroteo parece ser de naturaleza criminal y no terrorista, según informaron agentes de la policía

Una persona falleció y al menos 21 resultaron heridas este miércoles a causa de un tiroteo en Kansas City (Misuri) que estalló durante el desfile de la victoria de los Chiefs en la Super Bowl, informa la policía local. Entre los heridos se encuentran 11 niños. El portavoz del hospital Children’s Mercy, donde trataron a los menores, adelantó que se espera que todos los pacientes se recuperen de las heridas.

 
Según el Departamento de Policía de la ciudad, el incidente se produjo al lado oeste de la estación de tren Union Station. La entidad hizo un llamado a través de sus redes sociales para que las personas abandonaran el aérea inmediatamente.

Michael Hopkins, jefe del batallón de bomberos de Kansas informó que tres de los heridos se encuentran en estado crítico, mientras que otros cinco están graves. Por su parte, el hospital infantil Mercy anunció que recibió 11 pacientes menores de edad.


Asimismo, la Policía confirmó que tres personas fueron detenidas en el lugar, en el marco de la investigación, y que el tiroteo parece ser de naturaleza criminal y no terrorista.

El presidente Joe Biden condenó el acto de violencia en Kansas City y expresó la esperanza de que EE.UU. “encuentre la determinación para poner fin a esta epidemia de violencia con armas de fuego sin sentido”.

“Para mí, somos un país donde la gente debería tener derecho a ir a la escuela, a la iglesia, a caminar por la calle (y a asistir a una celebración del Super Bowl) sin temor a perder la vida a causa de la violencia con armas de fuego”, declaró el mandatario en un comunicado, subrayando que ya “es hora de actuar”.

Biden instó a los estadounidenses a que lo respalden y hagan oír su voz en el Congreso para lograr “prohibir las armas de asalto, limitar los cargadores de alta capacidad, reforzar las verificaciones de antecedentes y mantener las armas fuera del alcance de quienes no tienen por qué poseerlas ni manejarlas”.

“La epidemia de violencia con armas de fuego está destrozando familias y comunidades cada día. Algunos se convierten en noticias. Gran parte no. Pero todo esto es inaceptable”, concluyó el mandatario, recordando que este miércoles se cumplen seis años del tiroteo en Parkland, mientras que el día anterior se cumplió un año del tiroteo en la Universidad Estatal de Míchigan.