Press "Enter" to skip to content

Ortega pone bajo “atención médica permanente” a su hermano

Medios de prensa en el exilio aseguran que el exjefe del Ejército Humberto Ortega está “en casa por cárcel” e incomunicado desde el domingo, a raíz sus críticas al gobierno.

La policía de Nicaragua instaló el martes (21.05.2024) una unidad médica en la casa del general retirado Humberto Ortega, hermano del presidente Daniel Ortega y crítico del gobierno, una medida interpretada como detención domiciliar iapor medios opositores en el exilio.

La medida fue anunciada por la policía nicaragüense en un comunicado días después de que el exjefe del ejército dijera en una entrevista de prensa que su hermano carece de sucesores y vaticinó que si él muere su entorno no logrará sostenerse en el poder en Nicaragua.

“Se ha instalado una Unidad de Atención Médica Especializada para cuidar las dolencias que han aquejado y aquejan al General Ortega. El Equipo de Especialistas estará en permanente comunicación, coordinación y visitas”, indicó la policía en su nota de prensa.

Por su lado, el medio en el exilio Artículo 66 publicó: “El régimen de Daniel Ortega y (su esposa y vicepresidenta( Rosario Murillo ordenó ‘casa por cárcel’ disfrazada con ‘atención médica permanente’ contra el hermano” del presidente.

Otros medios opositores editados en el exilio divulgaron versiones similares sobre un arresto domiciliario del general Ortega, de 77 años, a quien la polcía le decomisó sus teléfonos móviles y computadoras desde el pasado domingo, según reveló el diario La Prensa citando a allegados al exmilitar.

Los dos hermanos formaron parte de la guerrilla sandinista que combatió a la dictadura de Anastasio Somoza, el último dirigente de una dinastía que gobernó con mano de hierro el país durante cuatro décadas.

Tras el triunfo de la revolución en 1979, Humberto Ortega se convirtió en jefe del Ejército Popular Sandinista mientras Daniel tomó las riendas del gobierno, primero en forma colegiada y luego unipersonal.

Humberto siguió al frente el Ejército hasta 1995, ya bajo el gobierno de Violeta Barrios de Chamorro, quien derrotó a su hermano en las urnas en 1990 y  gobernó hasta 1997. Ambos hermanos Ortega están distanciados por diferencias políticas desde hace más de 30 años.

En una entrevista con el portal argentino Infobae publicada el fin de semana, el general Ortega vaticinó que el entorno de su hermano no podrá mantenerse en el poder si él muere.

“Sin Daniel no hay nadie, porque, con todo y todo, Daniel es el único líder, histórico, que aún conserva los créditos de esa lucha”, dijo el exjefe militar.

“Sin Daniel veo muy difícil que haya unos dos o tres que se junten. Mucho menos uno en particular, y más difícil en la familia. Hijos que no han tenido el acumulado de una lucha política. Ni Somoza pudo establecer a su hijo”, añadió.

“Con la ausencia de Daniel sería muy frágil sostener todo lo que hasta ahora ha logrado sostener con gran esfuerzo y con enormes complejidades”, remató Humberto Ortega.

* Tomado de DW