Press "Enter" to skip to content

Los hutíes confirman 18 ataques de EE.UU y Reino Unido y prometen “castigo”

El Pentágono informó esta madrugada de los bombardeos de EE.UU. y el Reino Unido contra varias posiciones de los rebeldes hutíes

Los rebeldes chiíes hutíes del Yemen confirmaron hoy que Estados Unidos y el Reino Unido realizaron dieciocho ataques contra sus posiciones en tres provincias yemeníes, y prometieron “respuesta y castigo”.

“Los aviones (militares) de la agresión estadounidense-británica lanzaron 18 ataques aéreos durante las últimas horas (…) estas agresiones no quedarán sin respuesta y castigo”, dijo el portavoz militar hutí, Yehya Sarea, en su cuenta oficial en X.

El portavoz explicó que los nuevos ataques conjuntos de EE.UU. y Reino Unido han tenido como blanco supuestas posiciones del movimiento chií proiraní en la capital yemení, Saná, y sus inmediaciones, así como en las provincias de Taiz, Al Bayda y Al Hudeidah, en el centro y el oeste del país árabe.

Esta última, que según Sarea fue blanco de tres de los dieciocho bombardeos, se ubica en la costa del mar Rojo y cuenta con el puerto del mismo nombre, cerca del estrecho de Bab el Mandeb, donde numerosas embarcaciones han sido amenazadas o atacadas por los insurgentes hutíes en las últimas semanas.

El Pentágono informó esta madrugada de los bombardeos de EE.UU. y el Reino Unido contra varias posiciones de los rebeldes hutíes, realizados pasada la medianoche del lunes a martes, y que supusieron la segunda operación conjunta de las dos potencias occidentales contra ese grupo yemení, respaldado por Irán.

Los bombardeos, según indicaron, tuvieron como objetivo sistemas de misiles, así como de defensa aérea y radares usados por los hutíes, además de uno de los almacenes subterráneos donde éste grupo guarda algunos de los misiles que utilizan contra embarcaciones en el mar Rojo.

La operación se dirigió contra ocho áreas bajo control hutí, las cuales supuestamente estaban siendo usadas como bases de operaciones contra las embarcaciones en el mar Rojo, según el Comando Central del Ejército estadounidense (Centcom), que no informó de muertos en el operativo.

El portavoz militar hutí no se refirió por su parte a víctimas, y tampoco reveló detalles sobre la esperada “respuesta y castigo” que su grupo prepara, si bien los hutíes han anunciado ataques con misiles y drones en las últimas semanas contra navíos vinculados con Israel, o hacia territorio del Estado judío.

Los rebeldes hutíes, que controlan Saná y amplias áreas del norte, centro y el oeste de Yemen desde 2014, defienden que sus ataques son una represalia por la ofensiva que Israel lanzó sobre la Franja de Gaza después del ataque del brazo armado del grupo palestino Hamás el 7 de octubre.