Press "Enter" to skip to content

Israel llama a consultas a sus embajadores en España, Irlanda y Noruega por reconocer el Estado de Palestina

El ministro de Asuntos Exteriores israelí, tachó de “distorsionado” el paso dado por estos países

El ministro de Asuntos Exteriores israelí, Israel Katz, ha anunciado este miércoles en su cuenta de X que ha ordenado “la retirada inmediata de los embajadores de Israel en Irlanda y en Noruega para realizar consultas a la luz de las decisiones de estos países de reconocer el Estado de Palestina”. Poco después, se informó que Katz también llamó a consultas a la embajadora del país en España.

“Estoy enviando un mensaje claro e inequívoco a Irlanda y a Noruega: Israel no permanecerá en silencio frente a quienes socavan su soberanía y ponen en peligro su seguridad”, declaró el canciller, que tachó de “distorsionado” el paso dado por estos países.

Asimismo, Katz aseguró que “habrá más consecuencias graves” y afirmó que “se tomará una medida similar” en contra de España “si cumple con su intención de reconocer el Estado de Palestina”.

“La locura irlandesa-noruega no nos detiene. Estamos decididos a lograr nuestros objetivos: restablecer la seguridad de nuestros ciudadanos, desmantelar a Hamás y traer a los rehenes a casa. No hay causas más justas que éstas”, concluyó.

El canciller también convocó a los embajadores de los tres países en Israel, informan medios locales.

Este miércoles, el primer ministro de Noruega, Jonas Gahr Store, y el ministro de Asuntos Exteriores, Espen Barth Eide, anunciaron el reconocimiento por parte de su país de Palestina como un Estado soberano. La decisión entrará en vigor el próximo 28 de mayo. “No puede haber paz sin un Estado palestino”, afirmó Store, precisando que el reconocimiento no puede aplazarse hasta que se logre una solución pacífica del conflicto.
El primer ministro irlandés, Simon Harris, anunció que su nación reconocerá formalmente el Estado de Palestina el próximo 28 de mayo, al igual que España, tal y como lo comunicó este miércoles en una comparecencia ante el Congreso el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez.