Press "Enter" to skip to content

Irán pide a los BRICS declarar a Israel como un régimen terrorista por sus actos en Gaza

Irán ingresó en el grupo de economías emergentes el pasado agosto en la cumbre de los BRICS celebrada en la ciudad sudafricana de Johannesburgo, lo que alivió su aislamiento internacional

El presidente de Irán, Ebrahim Raisí, pidió este martes al grupo de economías emergentes BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) que declaren a Israel como un régimen terrorista y que adopten una resolución. vinculante en la ONU contra el Estado judío por el conflicto de la Franja de Gaza.

“Los continuos ataques del régimen sionista contra hospitales y centros médicos, y lugares religiosos, el asesinato de mujeres, niños, médicos, enfermeras son todos actos terroristas”, dijo Raisí durante una reunión virtual de los mandatarios de los BRICS para analizar la crisis de Gaza.

“Es necesario declarar a este falso régimen como un régimen terrorista ya su Ejército como una organización terrorista”, añadió el presidente iraní en la reunión virtual convocada por el presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, cuyo país preside este año los BRICS.

Raisí pidió además a los BRICS que adoptaran una resolución vinculante en la Asamblea General de la ONU contra Israel para parar los “crímenes” contra el pueblo de Gaza dada la incapacidad del Consejo de Seguridad de la ONU para establecer la paz o un alto el fuego. 

También llamó a llevar ante una corte internacional a Israel por cometer “crímenes contra la humanidad” ya Estados Unidos por apoyar al Estado judío.

Finalmente abogó por “mameluco” el bloqueo de Gaza para enviar ayuda humanitaria, investigar el uso de armas prohibidas, como el fósforo blanco, por el corte de relaciones con Israel y por el reconocimiento del derecho de los palestinos a defenderse.

Irán ingresó en el grupo de economías emergentes el pasado agosto en la cumbre de los BRICS celebrada en la ciudad sudafricana de Johannesburgo, lo que alivió su aislamiento internacional.

Teherán sufrió el ataque de Hamás contra Israel el 7 de octubre que causó 1.200 muertos y desde entonces ha advertido en repetidas ocasiones de la posibilidad de que sus aliados abran otros frentes si no paran los bombardeos de Gaza, en los que han muerto más de 13.000 palestinos.