Press "Enter" to skip to content

Inteligencia de EE. UU. no descarta hipótesis de “fuga accidental” del covid-19 en China

Los servicios de inteligencia estadounidenses aún no descartan la hipótesis de un accidente de laboratorio para explicar la aparición en Wuhan, China, de la pandemia de covid-19, indicó la directora de la inteligencia estadounidense, Avril Haines.

“La comunidad de inteligencia no sabe exactamente dónde, cuándo o cómo se transmitió inicialmente el virus covid-19”, señaló este miércoles la funcionaria a un comité del Senado.
 
Mencionó las “dos teorías” que explican el origen del coronavirus: el contacto humano con animales infectados o un accidente de laboratorio.
 
“Estamos ahí”, agregó. “Pero seguimos trabajando en este tema, estamos recopilando información y estamos haciendo todo lo posible para darle la mayor fiabilidad” a las explicaciones sobre el origen de la pandemia.
 

Gran investigación

 
“Estamos haciendo todo lo que podemos y estamos utilizando todos los recursos a nuestra disposición para arrojar luz sobre esto”, agregó de su lado el director de la CIA, William Burns.
 
Pero “lo que está claro para nosotros y nuestros expertos es que los líderes chinos no han sido del todo francos ni transparentes en su cooperación” con la Organización Mundial de la Salud (OMS) acerca del tema, añadió.
 
Los servicios de inteligencia están cooperando con otras agencias gubernamentales y universidades para tratar de determinar la procedencia exacta del virus, sostuvo por su parte el general Paul Nakasone, jefe de la agencia de inteligencia militar, la NSA.
 
En su informe publicado a finales de marzo, los expertos internacionales de la OMS habían juzgado “extremadamente improbable” la teoría según la cual el coronavirus podría haber escapado del Instituto de Virología de Wuhan, la ciudad del centro de China donde el covid -19 apareció a finales de 2019.