Press "Enter" to skip to content

Grupo Wagner acepta propuesta para detener su avance en Rusia

Lukashenko dijo que existe un proyecto de solución con garantías de seguridad para el Grupo Wagner

El jefe del Grupo Wagner, Evgueni Prigozhin, aceptó la propuesta del presidente de Bielorussia, Alexandr Lukashenko, de detener el movimiento de Wagner en Rusia y otras medidas para bajar la tensión, informó el servicio de prensa del presidente bielorruso.

En la mañana del 24 de junio, el presidente ruso, Vladímir Putin, había informado a su homólogo bielorruso sobre la situación con el Grupo Wagner. Los jefes de Estados acordaron emprender acciones conjuntas. Bajo ese compromiso, Lukashenko mantuvo conversaciones, que duraron todo el día, con el jefe del Grupo Wagner.

Como resultado de las conversaciones, ambas partes, según el comunicado, indicaron la inaceptabilidad de desencadenar hostilidades en territorio ruso.

El servicio de prensa de Lukashenko afirma que existe un proyecto de solución aceptable de la situación con el Grupo Wagner, con garantías de seguridad para sus militares.

Por su parte, Prigozhin afirmó, que las columnas militares del Grupo Wagner dan la vuelta y se dirigen en dirección contraria. Indicó que el Grupo Wagner está regresando a sus campamentos, “al ser conscientes de la responsabilidad que supone el derramamiento de sangre rusa”.

El 23 de junio, el Servicio Federal de Seguridad (FSB) del país inició una causa penal contra el jefe del Grupo Wagner, Evgueni Prigozhin, por el intento de motín armado y afirmó que existía una amenaza de escalada en territorio ruso.

El Ministerio de Defensa del país comunicó, a su vez, que las versiones sobre presuntos ataques contra los campamentos de la retaguardia del Grupo Wagner son falsos. El ente aseguró también que las FFAA rusas “continúan cumpliendo sus tareas de combate en la línea de contacto con las tropas de Ucrania en la zona de la operación militar especial”.

Por la mañana de este 24 de junio, en varias regiones de Rusia se reforzaron las medidas de seguridad. Además, se impuso un régimen de operaciones antiterroristas en Moscú y la región de Moscú, así como en la región de Vorónezh, para prevenir posibles atentados terroristas, según el Comité Nacional Antiterrorista de Rusia.