Press "Enter" to skip to content

Gobierno colombiano denuncia violación del cese el fuego de principal disidencia de FARC

Hace diez días el Gobierno colombiano y el EMC anunciaron una prorroga de seis meses del cese el fuego bilateral

El ministro de Defensa de Colombia, Iván Velásquez, denunció este miércoles que la incursión de hombres armados del Estado Mayor Central (EMC), principal disidencia de las FARC, en el municipio de Cumbitara (Nariño, suroeste) es una “clara violación al cese el fuego” recientemente prorrogado con ese grupo.

“La presencia armada de hombres uniformados de las disidencias de las FARC (EMC) en Cumbitara, Nariño, es un hecho grave que cuestiona seriamente el cese el fuego recientemente prorrogado con esa organización ilegal”, señaló el alto funcionario en un mensaje en su cuenta de X.

En unos videos difundidos en redes sociales se observa como un grupo de hombres armados llegan al centro poblado en motos y mantienen una conversación con los agentes de Policía a quienes aseguran que ellos son los que tienen el control territorial de la zona.

Velásquez, quien se encuentra en Tumaco, también en el departamento de Nariño desde donde el Gobierno colombiano está despachando esta semana, agregó que los disidentes llegaron “no precisamente en amenaza a la Policía pero sí en una acción que es absolutamente reprochable”, que “no se ajusta a las pretensiones en el proceso de paz, a lo que se había hablado en la prorroga del cese el fuego”.

Según la información de las autoridades, los miembros del EMC llegaron al municipio buscando reunirse con comerciantes “para continuar con las prácticas extorsivas”.

“Hemos recogido toda la información para presentar al mecanismo de monitoreo y verificación”, concluyó Velásquez.

Hace diez días el Gobierno colombiano y el EMC anunciaron una prorroga de seis meses del cese el fuego bilateral que comenzó el pasado mes de octubre de 2023 en el marco del tercer ciclo de diálogos que celebraron en Bogotá del 9 al 18 de enero.

La relación entre ambas partes ha estado marcada por la tensión y los encontronazos, que se sucedieron durante todo 2023 con suspensión del primer cese el fuego -establecido entre enero y junio del año pasado- por el asesinato de cuatro indígenas menores reclutados por parte de la guerrilla y una interrupción en el proceso de negociaciones después de que el EMC se levantara de la mesa en un impasse que finalmente lograron resolver

Se espera que en marzo tenga lugar el cuarto ciclo de diálogo entre las delegaciones