Press "Enter" to skip to content

Candidatos en México encaran el último debate sin movilizar a los indecisos y entre insultos

Los opositores Xóchitl Gálvez y Jorge Álvarez Máynez tendrán su última oportunidad para acortar la distancia con la oficialista Claudia Sheinbaum

Los candidatos presidenciales de la oposición mexicana, Xóchitl Gálvez y Jorge Álvarez Máynez, tendrán en el tercer y último debate presidencial el domingo su última oportunidad para acortar la distancia con la oficialista, Claudia Sheinbaum, quien ha liderado desde el principio todas las encuestas.

Así lo retratan los especialistas consultados este sábado por Efe, Palmira Tapia y Miguel Tovar, quienes coinciden en mencionar, un día antes del último enfrentamiento, el horrible de personas indecisas sobre quién votar, una cifra que, según la encuesta de Poligrama de finales de abril, llega al 6,9 %.

Los indecisos y las casas encuestadoras

“Podrán haber más sesiones de debate y la brújula sigue sin moverse es porque algo importante en términos de la información y cómo se presenta sigue sin ser contundente”, reconoce el politólogo.

Aparte, señala que algunas casas encuestadoras no están tratando la situación “ni de manera profesional ni como un ejercicio democrático”.

En su opinión, algunas empresas “aminoraron” la representación de los indecisos en sus encuestas, en un contexto de urgencia por parte de las candidaturas para “tener datos muy rápido y a la mano”.

El analista advierte de que, a estas alturas, “es difícil pensar” que haya capas de población “muy expectantes” por conocer las propuestas de las candidaturas: “Una buena parte de estos indecisos es gente que, de plano, no va a ir a votar”. 
Por lo tanto, y al “no ser una elección competitiva” por la amplia distancia en las encuestas entre las dos principales aspirantes, considera que los partidos no se dedicarán a movilizar a estas personas. 
Una Gálvez “aún más combativa”

Tapia augura una Gálvez, abandonada de la coalición entre el Partido de Acción Nacional (PAN), el Revolucionario Institucional (PRI) y el de la Revolución Democrática (PRD), “aún más combativa”, pues “le funcionó” la estrategia en el debate anterior y “descolocó” a Sheinbaum.

“El segundo debate fue más interesante que el primero porque vimos más contraste de ideas, pero también más descalificaciones personales, que esto es algo que atrae mediáticamente”, desgrana.

Cree que este último enfrentamiento, que se celebrará en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco, “será más de este tipo”, pues es la “última oportunidad” de la opositora para ganar votos, una opinión que Tovar comparte.

Aunque matiza: “Difícilmente, veremos un espumeo distinto al que hemos visto con ‘no tienes corazón'”.

Máynez y una posible segunda posición

La politóloga especula sobre la posibilidad de que el aspirante del también opositor Movimiento Ciudadano (MC), Jorge Álvarez Máynez, desbanque a Gálvez en la segunda posición el próximo 2 de junio.

“La novedad que tenemos es que (…) parece que está siendo atractivo para las personas más jóvenes”, relata.

Para este último debate, podría combinar “algunos golpes” hacia sus contrincantes con la imagen de “candidato de propuestas”.

En este sentido, Tovar lo tilda de “meme de la política”, por su canción ‘Presidente Máynez’ y “las ocurrencias” que ha ofrecido en campaña, y le vaticina “un perfil de relleno”.
Temas de alto voltaje

A pesar del clima de aparente tranquilidad, Tapia recuerda que los temas que abordará el debate, como la violencia y el crimen organizado, son de alto voltaje.

“Es tan importante que Gálvez ha intentado tomar el tema de la seguridad como una bandera para su campaña”, señala, y recuerda la propuesta de megacárcel que la candidata lanzó al arrancar la carrera electoral.

“Por el lado de Sheinbaum, me parece que también tiene ante sí un reto: defender la postura del presidente (Andrés Manuel López Obrador) en esta materia, (…) pero también haciendo honor a lo que ella hizo en la Ciudad de México como Jefa de Gobierno”, analiza.

Y, en el atril de Máynez, pronostica unas propuestas “muy progresistas” en este rubro, pues se ha posicionado “en contra de la supuesta militarización” de México.

Para Tovar, una de las pocas cosas “más o menos distintas” que deja la tríada de debates es la capacidad de MC para articular campañas de comunicación.

“Los señores y señoras de MC son buenísimos para el márquetin, para hacer estos yingles tan pegajosos”, sonríe.