Press "Enter" to skip to content

Buque de guerra canadiense ‘Margaret Brooke’ llega a Cuba

Rusia envió a Cuba el submarino de propulsión nuclear ‘Kazan’. Por su parte, Estados Unidos mandó el submarino de ataque rápido ‘USS Helena’ a la Bahía de Guantánamo.

El buque de Canadá Margaret Brooke arribó el viernes (14.06.2024) a Cuba, a donde también llegaron días antes dos submarinos de propulsión nuclear, uno de Rusia y otro de Estados Unidos.

La embarcación -que llegó por la mañana al puerto de la capital cubana- marca “la primera visita de la Marina Real Canadiense a La Habana desde 2016” y a Cuba desde 2018, dijo en su página de Facebook el Mando Conjunto de Operaciones de Canadá. La visita, que se extenderá hasta el 17 de junio, responde al “reconocimiento a la larga relación bilateral” entre ambos países, añadió el mando canadiense.

El 12 de junio también arribó el submarino ruso de propulsión nuclear Kazan acompañado de la fragata Almirante Gorshkov, así como de un petrolero y un remolcador de salvamento Nikolai Chiker, que el día siguiente fue abierto al público. Las autoridades cubanas dijeron la semana anterior que estos navíos no portan armas nucleares y no representan una “amenaza para la región”.

Por otra parte, el submarino estadounidense de ataque rápido USS Helena está desde el 13 de junio en la Bahía de Guantánamo “como parte de una visita de rutina” al puerto, afirmó el Comando Sur de Estados Unidos en un mensaje en las redes sociales, en referencia a la base naval estadounidense en la isla. El Ejército de Estados Unidos asegura que monitorea de cerca la presencia de los barcos rusos, pero que no suponen una amenaza directa.

El inusual despliegue ruso a tan solo unos 150 kilómetros de la costa de Florida se produce en medio de grandes tensiones por la guerra en Ucrania, país que cuenta con el apoyo de Occidente en su lucha contra una invasión rusa.

Durante la Guerra Fría el despliegue de misiles nucleares soviéticos en la isla desencadenó la crisis de los misiles en Cuba de 1962, cuando Washington y Moscú estuvieron a punto de entrar en guerra.

* Tomado de DW