Press "Enter" to skip to content

Brasil decide despenalizar el cannabis para uso personal

La legislación actual castiga a quien “adquiera, guarde, transporte o lleve consigo para uso personal drogas sin autorización”, incluido el cannabis.

Los jueces de la máxima corte de Brasil votaron el martes (25.06.2024) a favor de despenalizar la portación de cannabis para uso personal, en un juicio iniciado en 2015 y que mantiene dividida a la sociedad brasileña.

“Se forma mayoría” para decidir “que el porte para consumo personal (de cannabis) constituye una acción ilícita sin naturaleza penal”, resumió el presidente del Supremo Tribunal Federal (STF), Luis Roberto Barroso.

La mayoría se alcanzó tras anunciarse el voto favorable del juez José Antonio Dias Toffoli. Al final, ocho de un total de 11 magistrados del STF se pronunciaron a favor y tres en contra de la despenalización. Barroso especificó, no obstante, que se mantiene “la prohibición del consumo en lugares públicos”.

La legislación actual, que data de 2006, castiga a quien “adquiera, guarde, transporte o lleve consigo para uso personal drogas sin autorización”, incluido el cannabis. Si bien las penas son leves para las personas consumidoras -prestar servicios comunitarios o participar en un programa educativo- la ley deja a criterio de los jueces determinar si quien la porta es usuario o traficante. Este último debe hacer frente a duras penas de prisión.

Los jueces debatieron asimismo en este proceso qué cantidad de cannabis debe fijarse para diferenciar al usuario del traficante. Aunque la mayoría de magistrados votaron a favor de definir un límite para las personas usuarias, existieron divergencias sobre las cantidades, que van de 25 gramos a 60 gramos. Esta decisión, según dijo Barroso, se anunciará el 26 de junio.

El juicio responde a un recurso presentado por la defensa de un preso condenado por esconder en su celda tres gramos de cannabis. En 2023, al explicar su voto a favor, el juez Alexandre de Moraes había condenado duramente la ley antidrogas existente, que habilita el castigo sobre todo de “los jóvenes, especialmente los negros sin educación, que son tratados como traficantes de drogas por poseer pequeñas cantidades”.

Una vez concluya este proceso, todas las instancias judiciales deberán seguir la solución adoptada por el STF cuando juzguen casos sobre la tenencia de cannabis. Sin embargo, el asunto es muy controvertido en Brasil, donde organizaciones conservadoras se oponen fervientemente a despenalizar las drogas y una iniciativa contraria a la decisión del STF avanza paralelamente en el Congreso.

El Senado, de mayoría conservadora, aprobó en abril de 2024 un proyecto que introduce en la Constitución el delito de posesión de drogas sin importar la cantidad. La enmienda debe ir ahora a debate en la Cámara de Diputados.

* Tomado de DW

Be First to Comment

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *