Press "Enter" to skip to content

Michael J. Fox: “El Parkinson me quitó la libertad, pero no el buen humor”

“Still: A Michael J. Fox” es producida por el actor, la cinta explora lo que sucede cuando un optimista incurable se enfrenta a una enfermedad incurable.

Cuando tienes frente a la pantalla de la computadora a Michael J. Fox pasan por la mente esas cintas de culto que han marcado la historia del cine, entre ellas Volver al futuro. El actor de 61 años y el director Davis Guggenheim, charlaron sobre todo esa nueva aventura “salvaje” que implicó el documental Still: A Michael J. Fox movie.

La película, que incorpora elementos documentales, de archivo y guionizados, relata la historia de Fox en sus propias palabras: la historia improbable de un niño pequeño de una base del ejército canadiense que alcanzó las alturas del estrellato en la década de 1980 en Hollywood.

El relato de la vida pública de Fox, lleno de emociones nostálgicas y brillo cinematográfico, se desarrolla junto con su viaje privado nunca antes visto, incluidos los años que siguieron a su diagnóstico, a los 29 años, de la enfermedad de Parkinson.

El actor estrenó documental que muestra su lucha contra el Parkinson.

¿Por qué hasta ahora contar tu historia en la pantalla?

— Michael J. Fox (MJF): Nunca es buen momento para contar una historia. La historia se cuenta sola cuando se dice a sí misma. Pero Dave me ha llamado y yo acababa de pasar mucho tiempo escribiendo el cuarto libro, así que muchas cosas eran nuevas para mí. Y Dave dijo vamos a hacerla, expresando apreciación por mi escritura y tenía esta idea de cómo contar las historias usando mi narración existente. Y me pareció genial. Él es un cineasta muy bueno y fue divertido llegar a él. La idea de trabajar con él era realmente emocionante.

Davis, ¿qué fue lo que te hizo involucrarte en la historia de Michael?

— Estaba buscando mi próxima película. Fue durante la pandemia y en realidad estaba buscando algo diferente. Yo francamente, estaba en una especie de lugar oscuro. Leí una entrevista con Michael en The New York Times y me hizo sonreír. Él estaba describiendo esta terrible caída que tuvo, que pensé que iba a ser una película, pero no lo era. Y fue realmente horrible. Estaba atascado en el suelo, con el brazo roto, no podía alcanzar el teléfono y estaba solo. Pero la forma en que Michael le compartió fue dura, pero también extrañamente divertido.Y me hizo reír y yo dije que quería contar esa historia.
El actor estrenó documental que muestra su lucha contra el Parkinson.
¿De quién fue la idea de narrar a través de imágenes la carrera de Michael?

— Davis (D): El editor Michael Hart, que simplemente es un genio y una especie de tercera pata en el taburete en términos de la narración.

— MJF: Quiero decir, para mí, viéndolo, me quedé asombrado. Yo me confundí en cuanto a lo que era (…), si estaba en esta película hablando de esto o sobre mi vida, si era correcto o no. Revivir momentos fue crudo, pero las imágenes son divertidas. Lo estuve mirando el otro día (risas).

¿Cuál fue la única petición que hizo Michael J. Fox?

— D: Michael fue un libro abierto total. Y en nuestras conversaciones, fuimos muy lejos. Hablamos de todo. Lo único que me pidió fue que nada de violines. Lo que entendí como sin piedad. No quisimos hacer una película sobre alguien que tiene Parkinson y hacer sentir lástima por ellos.

— MJF: Dejé que todo fluyera, tanto la risa como el llanto. Déjate llevar y no tengas ninguna idea preconcebida de dónde estás. Y eso es lo que ha pasado con esta película. Al final, no lo sé todo y no lo sé todo sobre mí y la única manera de aprender más sobre mí, es ser abierto. Y llegué a perderme tanto en ella que me sentaba delante del cámara, una cámara en directo babeando, mirando al espacio, perdiéndose en el actor y en mi Parkinson. Eso estuvo bien.

“Me encanta despertarme y estar con mi familia. El único problema en mi rutina es la falta de estabilidad física, me tropiezo, caigo y rompo cosas, pero nunca dejo de ser optimista”

—  Michael J. Fox

La película toma un ángulo optimista de celebrar la vida. ¿esa fue la intención de ambos?

— D: Era interesante. Lo usamos. No me propuse hacer una película optimista, tú ya sabes, es como si se propusiera hacer un especial extraescolar, no fue así en absoluto. No nos anduvimos con rodeos y en la película también muestra cosas muy duras. Creo que capta quién es Michael, que es alguien muy optimista, eso quería capturarlo. Queríamos captar la alegría y los altibajos para llevar a la gente por ese viaje salvaje.

— MJF: Lo acabas de decir muy bien. Mi agenda no es mostrar a la gente las alegrías o el optimismo. Esta es mi historia y aquí está lo que pienso. Aprender que mi vida mejora con las experiencias de vida, y que puedo compartirlas con otras personas, esa es mi misión. No me pongo en una situación de decir: ‘Vale, Mike, ahora sé optimista’. Yo no hago eso, como al final de la película viene una mirada y una sonrisa, que puede decir más que palabras.

Michael, ¿Tenías miedo de ser sincero acerca de cómo afecta el Parkinson?

— Bueno, una vez que estás dentro, estás dentro. Quiero decir, una vez que entras tienes dos opciones: luchar o deprimirte. ¿Me preocupo?, si, pero nunca dejo de buscar opciones y lidiar todos los días con esta libertad que me ha quitado el Parkinson, pero mi creatividad y buen humor están intactos.

A detalle

  • 9 de junio el actor cumplirá 62 años de edad.
  • 80 títulos, aproximadamente, entre películas, series y doblajes tiene Michael J. Fox.
  • La cinta ya está disponible en la plataforma de Apple TV+