Press "Enter" to skip to content

Kevin Spacey rompe a llorar al confesar que están embargando su casa: “No estoy seguro de dónde voy a vivir”

El actor asegura que ha contraído una deuda millonaria, sobre todo en facturas legales relacionadas con sus procesos judiciales por los delitos sexuales

El 26 de julio de 2023 el actor Kevin Spacey (Nueva Jersey, 64 años) fue absuelto en Londres de nueve delitos sexuales contra cuatro hombres. Era el día de su cumpleaños y rompió a llorar al escuchar que el jurado lo declaraba inocente de los nueve cargos que afrontaba, siete de ellos por agresión sexual.

 Desde 2017, comenzó una cascada de alegaciones en contra del ganador de dos Oscar (como secundario en Sospechosos habituales, de 1996, y como protagonista de American Beauty, de 2000), con más de 30 personas que denunciaban al intérprete por una conducta sexual inapropiada.

Unas acusaciones que acabaron con su carrera. Sin embargo, hasta la fecha, Spacey nunca ha llegado a ser condenado ―también ganó una demanda civil en Estados Unidos en octubre de 2022, tras ser acusado de una insinuación sexual no deseada en una fiesta en 1986 a un menor― y eso para él ha tenido un alto precio, además de profesional y reputacional.

“No puedo pagar las facturas que debo”, ha confesado, otra vez entre lágrimas, este martes 11 de junio en el programa Piers Morgan Uncensored. El actor asegura que ha contraído una deuda “de muchos millones”, especialmente en facturas legales relacionadas con sus procesos judiciales.

En la entrevista, que se ha emitido tanto en YouTube como en la red social X, el conocido periodista británico que da nombre al show pregunta a Spacey dónde vive ahora y el protagonista de House of Cards, visiblemente emocionado, responde: “Bueno, es gracioso que hagas esa pregunta porque esta semana el lugar donde he estado viviendo en Baltimore está siendo embargado”.

El actor afirma en el programa que considera Baltimore, en el Estado de Maryland (EE UU), su hogar desde 2012 ―cuando empezó a rodar ahí la aclamada serie de Netflix hasta que le echaron del reparto por las acusaciones de delitos sexuales― y que ha vivido en la misma propiedad desde 2016. “Mi casa se vende en una subasta. Así que tengo que volver a Baltimore y guardar todas mis cosas. Por tanto, la respuesta a esa pregunta es que no estoy muy seguro de dónde voy a vivir ahora, pero he estado en Baltimore desde que empezamos a rodar House of Cards allí”, explica.

En su primera entrevista tras las múltiples acusaciones de abusos sexuales, en junio de 2023, el actor reconocía que nadie quería contratarlo por temor a ser cancelado, pero que había “mucha gente” lista para darle trabajo en el momento en el que le absolvieran de los cargos. Durante el juicio en Londres en el que fue declarado inocente, también admitió que apenas tiene ingresos: “El dinero no entra, y tengo muchas facturas legales y cosas contra las que luchar”.

Varios actores, incluidos Sharon Stone y Liam Neeson, se pronunciaron recientemente a raíz del nuevo documental en apoyo de Spacey y se manifestaron en favor de su regreso a la actuación en declaraciones al medio británico The Telegraph. “No puedo esperar a ver a Kevin de vuelta en el trabajo. Es un genio. Es muy elegante y divertido, generoso hasta la saciedad y sabe más sobre nuestro oficio que la mayoría de nosotros”, dijo Stone.

Neeson comentó que estaba “profundamente entristecido al enterarse de estas acusaciones contra Spacey”, pero agregó: “Kevin es un buen hombre y un hombre de carácter. Es sensible, elocuente y sin prejuicios, con un gran sentido del humor. También es uno de nuestros mejores artistas en el teatro y en cámara. Personalmente, nuestra industria lo necesita y lo extraña mucho”.

El mismísimo rey Carlos III de Inglaterra mandó un mensaje de apoyo al actor en medio de su batalla legal, según ha dicho Spacey ahora en la entrevista con Piers Morgan. Asegura que se sintió “agradecido” por el mensaje del monarca, pero que “no quería arrastrarle [al rey] a todo esto”. “Tiene mucho que hacer y le deseo lo mejor”, añadió. Carlos, cuando aún era príncipe de Gales, le otorgó a Spacey la Excelentísima Orden del Imperio Británico en 2010 por sus servicios al teatro, y nuevamente en 2016, cuando recibió el título de Caballero Comendador.