Press "Enter" to skip to content

Juan Diego Flórez en Cap Roig: “Gracias al maravilloso público por acompañarme”

El tenor Juan Diego Flórez abarrotó el auditorio de Cap Roig con su arte, en tiempos de emergencia sanitaria en donde poco a poco se va reactivando las puestas de ópera a nivel mundial.

El tenor peruano agradeció la preferencia de los amantes de la música clásica en sus rede sociales “muchas gracias al @caproigfestival por este lindo concierto y al maravilloso público por acompañarnos hasta el final no obstante la lluvia que iniciaba a caer… espero regresar muy pronto”, dijo.

El peruano ha completado en todo caso el programa y, además de sacarle todo el partido al potencial de su voz, ha hecho gala también de su carisma sobre el escenario con comentarios de elogio al entorno de Cap Roig, unos jardines sobre el mar Mediterráneo que ha definido como “un lugar precioso”, y alguna broma cuando ha llegado la lluvia. Juan Diego Flórez se ha sentido cómodo sobre un escenario que pisaba por primera vez y al que ha llegado después de una dilatada trayectoria con inicio en Lima.

A Flórez se le conoce por su música, pero también por su implicación en el proyecto social Sinfonía por el Perú, una organización sin fines de lucro que ayuda a niños y jóvenes en situación de riesgo en aquel país a través de la educación musical.

El caso es que, una vez concluida la sucesión de arias que componían el espectáculo, el peruano ha vuelto a plantarse ante el público y, aunque con intención de sorprenderlo con canciones populares, la tormenta eléctrica le ha obligado a limitar ese repertorio extra a todo un clásico como “Cucurrucucú paloma”.

Cap Roig, en su regreso este 2021 después del aplazamiento obligado del año pasado por la pandemia, ha querido recuperar la velada dedicada a la lírica que incorporaba a su programación y, en una edición complicada por las restricciones consecuencia de la crisis sanitaria, ha podido contar con un tenor internacional del prestigio del peruano.

Juan Diego Flórez se encuentra de gira en Europa y escoge invitaciones que aportan algo más que una simple actuación musical como la que le propuso el municipio de Ravello en Italia, donde estuvo presente el jueves pasado.

Este agosto, el tenor estará en Pesaro, y también tiene previstas visitas a Suiza, Austria y, ya en septiembre, a Madrid, donde el listón estará muy alto después del derroche mostrado en Cap Roig, ese “lugar precioso” donde la lluvia le ha importunado pero ha respetado todo su programa.