Press "Enter" to skip to content

Desde este jueves el Festival de cine de Berlín vuelve a abrirse al público, con precauciones

Dos películas españolas y una producción mexicano-argentina forman parte de la competición oficial, que cuenta con un total de 18 largometrajes.

Berlín.- El Festival de cine de Berlín se abre al público de nuevo a partir del jueves, aunque con aforos reducidos y un calendario de apenas siete días, para intentar despejar la amenaza del coronavirus.

La Berlinale es un certamen conocido por su apuesta por los nuevos valores y la vanguardia cinematográfica, y la edición de este año promete afianzar esa apuesta, muy diferente a la de Cannes o Venecia.

Dos películas españolas y una producción mexicano-argentina forman parte de la competición oficial, que cuenta con un total de 18 largometrajes.

El realizador francés François Ozon abrirá el certamen el jueves por la noche con Peter von Kant, una adaptación libre de la película Las lágrimas amargas de Petra von Kant del director alemán Rainer Werner Fassbinder.

Destacan luego Avec amour et acharnement, de la directora francesa Claire Denis, La Ligne, de Ursula Meier, o So-seol-ga-ui Yeong-hwa, del surcoreano Hong Sangsoo.

El italiano Dario Argento presentará fuera de competición oficial Occhiali Neri, una cinta en la que dirige a su hija Asia.

“Las películas son, como cada año, una buena descripción del mundo en su etapa actual de mutación, pero también hablan de cómo era el mundo antes y cómo debería ser”, afirmó en la presentación del certamen en enero el director artístico del festival, Carlo Chatrian.

“Nunca como antes habíamos visto tantas historias de amor como este año: locas, improbables, inesperadas e intoxicantes”, añadió.

Aunque los organizadores aseguran que solo dos películas a concurso evocan la pandemia, la Berlinale promete fuera del concurso una buena ración de cine de arte y ensayo, obras peculiares e inspiradas totalmente por el confinamiento.

El certamen ha invitado a Isabelle Adjani, Emma Thompson, Sigourney Weaver, Charlotte Gainsbourg, Juliette Binoche o Mark Rylance para apoyar la presentación de los largometrajes.

El festival de Berlín otorga un premio a la mejor interpretación sin distinción de género, ya sea actor o actriz.

La francesa Isabelle Huppert recibirá un Oso de Oro especial por su larga carrera, en la que ha trabajado con autores de lengua alemana de renombre, como Michael Hanecken.

La contribución en español

Del lado hispano, destacan Un año, una noche, del director Isaki Lacuesta, una adaptación del libro Paz, amor y death metal, una ficción que toma como referencia los atentados islamistas en París de 2015.

Un año, una noche cuenta como protagonista al actor argentino Nahuel Pérez, radicado en Francia, donde su carrera cinematográfica le ha granjeado premios como el César al mejor actor en 2017.

La coproducción italoespañola Alcarràs de la directora Carla Simón también está en competencia, así como la película Robe of Gems, ópera prima de Natalia López Gallardo, una cinta producida por México, Argentina y Estados Unidos.

Carla Simón rodó el año pasado Alcarràs, que transcurre en el campo en la provincia catalana de Lérida, después de haber ganado premios y críticas elogiosas con su primera obra, Verano 1993, en 2017.

Alcarràs narra la última cosecha de una familia que ha vivido durante generaciones del campo. Y Robe of Gems, la vida rural y la amenaza constante de la violencia en México.

En otro certamen de la Berlinale, bautizado “Encuentros”, surgen las películas más arriesgadas, como A little love package, del argentino Gastón Salnicki. Y hay otros invitados especiales, como el músico Nick Cave en This much I know to be true.

La Berlinale presenta también el primer documental filmado en Sudán del Sur, No Simple Way Home. El certamen, con aires politizados, proclama su intención de contribuir a la “descolonización” de la industria cinematográfica.